Jugar con muñecos: ¿tienen rol de género los juguetes? + Beneficios del juego simbólico

Jugar con muñecos

Los que tenemos pequeños creadores de historias en casa, sabemos que les encanta dejar volar su imaginación creando aventuras y jugar con muñecos a los que convierten en protagonistas de sus propias historias.

El juego de imitación es una etapa por la que pasan todos los niños y niñas y su práctica reporta múltiples beneficios para ellos. Hoy, en Jugar para crecer felices, hablamos de los beneficios del “jugar a ser” y cómo potencia su imaginación y su desarrollo del yo, la empatía y el conocimiento de su entorno. Reiteramos también la necesidad de eliminar los roles de género en los juguetes.

Jugar con muñecos y jugar a ser: Beneficios y diversión a partes iguales

Es muy divertido vernos reflejados en el juego de nuestros hijos ¿verdad?. Por ejemplo, en la imitación de profesiones en el juego, ver cómo entienden ellos la realidad y la sociedad, nuestro día a día y su particular visión sobre ello.

En nuestro casa, por ejemplo, mis hijos a menudo preguntan por nuestro día a día cuando ellos están en el colegio. Dónde trabajan mamá y papá, en qué consiste su profesión, cómo la llevamos a cabo… Es, en definitiva, un ansia permanente de aprender, de curiosidad por todo los que le rodea y su afán por intentar comprender su realidad social.

Es especialmente importante que nuestros hijos e hijas, poco a poco, vayan entrando en nuestro día a día. Conociendo en qué consisten las diferentes profesiones, cómo llegan los productos de alimentación del campo al supermercado, el respeto por las personas que trabajan en los diferentes sectores para darnos un servicios… porque va a ser la realidad en la que poco a poco, ellos y ellas van a moverse e interactuar.

¿Tienen género los juguetes?

Jugar con muñecos

¿Recordáis que tipo de materiales utilizabais de pequeños y pequeñas para este tipo de juego de imitación del que hablamos? Los míos eran, sin duda, los PlayMobil. Es más, recuerdo que tenía especial predilección por el barco pirata, que si bien es cierto que no reflejaba mi día a día más directo (obivamente ;)) me encantaba imaginar cómo sería la vida de un pirata, su día a día en la mar.

Nunca tuve un barco pirata porque en mi infancia, los Playmobil eran juguetes de niños y a nosotras nos regalaban barbies y barrigitas, qué también estaban bien, pero desde luego, no eran mis favoritas. Afortunadamente, la distinción de juguetes por géneros es algo totalmente absurdo y hoy en día, creo que todos y todas sabemos que el juego no tiene géneros.

Es curioso, de hecho, que en nuestra familia, la que más horas invierte en jugar con los históricos Playmobil, es mi hija. Bueno, ¡y yo con ella, no os voy a engañar!

Digamos a las pocas marcas o jugueterías, que aún insisten en separar los juguetes por géneros, que es absurdo y vamos a dejar que cada niño y niña decidan qué materiales quieren utilizar y desarrollen, libremente su personalidad.

Beneficios para los niños del juego simbólico y compartido

Jugar con muñecos

El juego de imitación es fundamental para los niños y estará muy presente a lo largo de su infancia. Con él, comprenden mejor el mundo que les rodea y reflejan su día a día potenciando la imaginación y el juego compartido.

Facilitar a nuestros hijxs materiales y, sobre todo, tiempo de juego junto a ellxs, les reportará dosis de autoestima y tiempo de calidad compartido. ¿No os apetece sentaros a que vuestro peque os enseñe, mediante el juego, como entiende su realidad? ¡Ellos estarán encantados!

Nosotrxs siempre procuramos tener una sección de juguetes de imitación al alcance los peques. Además, mis hijos comienzan a compartir ratitos de juego juntos y cuando lo hacen, se divierten muchísimo con este tipo de materiales jugando a imitar a los adultos.

Beneficios directos del juego simbólico

  • Es una potente fuente de imaginación
  • Una herramienta de conocimiento de su entorno y de su día a día
  • Un valiosísimo espejo donde los niños aprenden y reflejan lo que aprenden y cómo ven el mundo
  • Ayuda a un incremento de la tan necesaria autestima
  • Representación del día a día de los niños y niñas y posibilidad de detectar posibles miedos o inseguridades
  • Favorecer desarrollo del lenguaje
  • Potenciar el desarrollo emocional
  • Beneficios directos sobre la motricidad fina y el desarrollo motor
  • Forjar la personalidad del niño o la niña así como la socialización si juegan con otros compañeros y compañeras de juego

Es, en definitiva, una potente herramienta que nuestros hijos e hijas disfrutan y que a nosotroxs, nos sirven de espejo de su realidad y de excusa, también, para todos los días dedicar un ratito para jugar con nuestros hijxs.

¡Espero que os haya inspirado nuestro post de hoy! ¿Qué tipo de juguetes eran los favoritos de vuestra infancia? ¿Tuvisteis experiencias, en vuestra infancia, donde no os dejaran jugar con unos u otros juguetes por ser “de niño o de niña”? ¡Contadme, os leo!

Nos vemos la semana que viene en Jugar para crecer felices con nuevos materiales e ideas! ¡A jugar!

(Visited 21 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.