Consejos prácticos para elegir el carrito del bebe: 6 claves

elegir el carrito del bebé

Elegir el carrito del bebé es una de las dudas que más genera en las familias. ¿Mejor carro o sillita? ¿Qué tamaño deberá tener para que entre en el ascensor? ¿Cuál será más ligero? ¿Qué plegado es más cómodo?

Hay tantas opciones que valorar en un carrito que elegir se puede convertir, efectivamente, en un trabajo de investigación tedioso. Depende, también, si damos prioridad por ejemplo al tamaño, o al plegado, el peso

Hoy en el Blog, hablamos de que tips debemos tener en cuenta para elegir elegir el carrito del bebé que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Consejos prácticos para elegir el carrito del bebe

elegir el carrito del bebé

1. Inversión

Una de las primeras cosas, sino la primera, que debemos tener en cuenta para comenzar a buscar, es la inversión que queremos hacer.

Teniendo claro el margen de presupuesto en el que nos movemos, es más fácil elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades dentro de ese margen.

No obstante, siempre podemos consultar tiendas de outlet, por ejemplo en esta web de cochecitos de paseo donde podemos encontrar marcas conocidas a precios rebajados.

Si comenzamos a mirar los carros con tiempo, es más fácil que una vez elegido el modelo que queremos, podamos encontrar rebajas y precios interesantes que si lo dejamos para última hora.

Dentro de esta sección, puede que a priori se nos escape mirar el precio de los repuestos de las sillas que estemos valorando. Esto es importante porque debemos contar con que hay accesorios que pueden deteriorarse con el uso y no entran en garantía y no siempre son baratos. Ruedas, manillar, burbujas para el agua, los frenos

2. Carro (dúo o trío) o silla

Es importante tener claro también si preferimos un trío, un dúo o una silla.

Los tríos incluyen el capazo, un maxicosis para viajar en el coche y la silla. El dúo incluye únicamente el capazo y la silla y además, también podemos optar por una silla aunque es importante asegurarse de que se pueda utilizar desde el nacimiento.

Los tríos suelen incluir una silla para el coche, maxicosis, que no siempre cumple con los estándares deseables de seguridad por lo que no suelen ser muy útiles para este fin. No obstante, se puede consultar el caso concreto de cada modelo recordando siempre que lo más seguro es viajar a contramarcha hasta al menos, los cuatro años.

Las diferencias en este caso, además de lo que comentamos de corroborar la seguridad de la silla del coche, suele ser el peso. Hablaremos de ello un poco más adelante, pero reseñar que un trío o dúo siempre va a ser más pesado que una silla, aunque efectivamente hay modelos muy ligeros.

En definitiva, tener en cuenta la seguridad de la silla del coche y el peso total.

3. Tamaño

elegir el carrito del bebé

Clave es también tener muy claras las medidas cuando vamos a elegir un carrito. Pensemos, por ejemplo, en las dimensiones del ascensor, nuestro maletero del coche, la puerta de nuestra casa…

Podemos hacer una buena elección en cuanto a seguridad, peso y modelo pero si no nos entra en el ascensor o en el maletero, nos resultará muy poco útil y un engorro.

Recordemos medir tanto la silla o el carrito abierto como plegado y elegir el carrito del bebé que se adapte fácilmente a las medidas de nuestro maletero, ascensor…

4. Peso

Como hablábamos antes, el peso es un punto muy importante a tener en cuenta. No solo cuando nos toque plegarlo para guardarlo en el maletero, sino el simple hecho de subir o bajar de un escalón en la calle o incluso, alguna vez puede tocarnos subir escaleras con él (a mí me ha pasado, por ejemplo, cuando íbamos de visita a casa de los abuelos).

Ojo, los fabricantes suelen especificar únicamente el peso del chasis pero esto no es el peso del carro completo, especialmente si hemos optado por un dúo o un trío. En estos casos, al peso del chasis hay que añadir el peso del capazo, la silla o el maxicosis.

Los carros más ligeros del mercado están por debajo de los 10 kg (peso completo) y de ahí en adelante.

Al peso del carro o silla que elijamos hay que sumarle también la bolsa con todos lo que vamos a llevar (pañales, toallitas, botellitas de agua, ropa de cambio…) y también compra cuando toque, etcétera.

5. Plegado

Igual de importante (o incluso más) que el tamaño final que tenga nuestro carrito, es que el mecanismo de plegado sea sencillo y fácil.

Un plegado sencillo, que se haga con una sola mano, es lo más útil que podemos encontrar. Con nuestro bebé en brazos, nos será extremadamente complicado plegar el carrito con esos mecanismo que requieren tirar de una palanca, a la vez que pisas la barra, pulsas otro botón y haces el pino (o casi).

Buscar un sistema sencillo de plegado nos salvará de muchos sudores y momentos de estrés. Cuanto más sencillo, mucho mejor.

6. Ruedas

Las ruedas de nuestro carro o sillita igual no es algo en lo que nos fijemos a priori, pero son una característica importantísima también.

En el mercado, podemos encontrar carros de tres y cuatro ruedas. Las diferencias entre ambos es que las de tres son más ligeras que las de cuatro pero tienen menos estabilidad. Cuestión de prioridades.

La clave está en elegir ruedas gruesas para que tengan mejor reparto del peso y puedan girar con más facilidad sea cual sea el terreno por el que nos movamos.

Queremos un carrito o sillita que podamos transportar fácilmente y no tengamos que empujar con gran esfuerzo ¿verdad?

Más características a tener en cuenta para elegir el carrito del bebé

Más detalles a tener en cuenta aunque no sean tan importantes como las anteriores son:

La cesta porta-obejtos: Muy útil, ideal que sea de fácil acceso y amplia, y si además se puede extraer para lavar, mucho mejor.

Manillar: Si es de una sola pieza será mucho más cómodo para manejar la sillita. Ideal si además también se puede subir y bajar (para papás y mamás altos).

Capotas amplias: Una capota amplia que abarque diferentes posiciones nos evitará tener que utilizar sombrillas. Estas aparte de un gasto extra, no suelen ser muy versátiles.

Espacio para el patín: Todos, o la inmensa mayoría de carritos o sillita, tienen una estructura que permite acoplar fácilmente un patín para hermanxs mayores pero no está de más corroborarlo.

Como hablábamos al principio, para elegir el carrito del bebé, mejor hacerlo con tiempo. Es una inversión importante y queremos que se adapte a nuestras necesidades ¡y nos va a acompañar mucho tiempo!

(Visited 34 times, 2 visits today)

1 Comment

  1. Pedro Sep 21, 2019 at 9:36 am

    Increíble el artículo!

    Me ha venido de perlas ya que a mí también me ha llegado la hora de tener que comprar el carrito 🙂

    Espero que lo disfrutemos y que merezca la pena la inversión!

    Un saludo y muchas gracias

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.