Cómo distribuir los muebles del salón para aprovechar al máximo el espacio

Es bien sabido que en una casa con niños, ganarle el pulso al espacio es fundamental. El salón es una de las estancias más utilizadas de la casa por todos los miembros de la familia a lo largo del día. También un espacio multiusos al que, a falta de metros cuadrados, se le pueden asignar las funciones de comedor, despacho… ¡o incluso cuarto de juegos!

Por muy pequeño que sea el salón, hay algunos trucos para escoger y distribuir los muebles que como madre de dos pequeños terremotos he tenido que ir aprendiendo para sacarle el máximo partido. Aunque un poco de ayuda nunca viene mal, en Lasan Decoración podéis ver muebles salón modernos. Por ejemplo, se pueden encontrar muebles funcional y distribuciones clave para aprovechar mejor esta estancia, y así adaptar el espacio disponible en el salón a las necesidades de toda la familia.

Distancia entre muebles

En una casa familiar pequeña o de tamaño medio, cada centímetro cuenta para hacerla más práctica y cómoda. Sea cuál sea el espacio del que dispongamos en el salón, y su disposición, hay unas debemos respetar siempre ciertas medidas para tener espacio de paso suficiente entre los muebles.

Además de favorecer la actividad y circulación en la estancia, canto más amplias sean las zonas de paso, más grande parecerá visualmente nuestro salón, ¡incluso si es minúsculo! Debemos dejar un mínimo de 80 cm entre los muebles para poder pasar sin problema, y 20 cm más si tenemos cerca algún mueble con cajones o puertas.

salón

Si tu salón es abierto, ganarás en luminosidad y espacio, ya que aunque haya zonas de paso que deban permanecer vacías, la amplitud y la sensación visual de desahogo siempre es mucho mayor.

Entre la mesa de centro y el sofá, los expertos en decoración e interiorismo recomiendan que dejemos al menos 40 cm. Y entre los sillones y las mesas auxiliares, unos 15 cm bastan para no crear sensación de agobio. Para poder respetar estas medidas, puedes jugar con el tamaño de los sofás y las mesas según el espacio que tengas en tu salón.

Adapta el salón a las necesidades de tu familia

A la hora de elegir y distribuir muebles, debemos tener muy claro qué uso vamos a dar a nuestro salón. ¿Es una estancia solo para recibir visitas? ¿O vamos a hacer vida en ella?

Si además de zona de estar y descanso, también necesitamos usarlo para otras actividades, nos debemos centrar en escoger solo los muebles y accesorios de decoración útiles, y sin excedernos.

Tanto mejor si son multufuncionales, como las mesas de centro elevables y/o extensibles, que nos permiten convertir la zona de relax en comedor. ¡Imprescindibles para ahorrar espacio en pisos pequeños!

salón

Así podremos tener mucho más espacio en el salón para realizar el resto de actividades diarias, habilitar un área como despacho o zona de trabajo, o incluso añadir algún mueble extra de almacenamiento.

Accesorios imprescindibles

Crear un salón polivalente capaz de transformarse y adaptarse a nuestras necesidades aunque estas cambien, no es tan difícil como parece. Por ejemplo, podemos utilizar sillas o pufs cuando llegan invitados a casa. Si los escogemos en textiles naturales a juego con alfombras o elementos decorativos, daremos además una atmósfera cálida y confortable a la estancia.

salón

Los muebles multiusos que además nos sirven como espacio de almacenamiento, siempre son plus que te vendrá de perlas en tu salón. Por ejemplo, las mesas auxiliares ligeras con espacio de almacenamiento, pueden moverse con facilidad para colocarse estratégicamente según necesidades, y así ser usadas como cajoneras o superficies de apoyo.

salón

La iluminación también es la clave para aprovechar mucho más los rincones de cualquier estancia y hacerla más cómoda y acogedora. Podemos colocar un escritorio frente a la ventana para aprovechar la luz natural durante el día, y lámparas de techo y de pared para aprovechar el espacio que el salón no se vea tan recargado.

Las lámparas de sobremesa deben colocarse solo si son necesarias, y en lugares estratégicos. Por ejemplo: sustituyendo objetos meramente decorativos sobre estanterías o muebles, en lugar de ocupando toda la superficie de las mesas auxiliares.

Tips para no sobrecargar y ganar espacio

Mantener todo en orden siempre hace que nuestro salón parezca más grande. El uso de colores claros, no excedernos con los textiles (cortinas o estores ligeros, pocos cojines, alfombras en tonos neutros, etc.), cuadros de formato pequeño con marcos ligeros y colocar espejos en los espacios donde se refleje la luz son trucos sencillos que podemos aplicar con poco coste y esfuerzo en nuestro hogar.

salón

Usar muebles que no sean demasiado altos, nos permite ganar visión sobre toda la estancia. Si son necesarios, los muebles altos los podemos colocar pegados a la pared y nunca junto a las ventanas. Así no impediremos que la luz natural se distribuya uniformemente por toda la estancia.

Divide espacios para crear áreas diferenciadas

Esto resulta vital en salones con varios tipos de uso. Podemos dividir en zonas para delimitar espacios usando muebles prácticos, como el mismo sofá. Los esquineros o con chaiselonge resultan muy útiles en este aspecto.

Las alfombras también sirven para delimitar la zona del comedor o del despacho con respecto a la zona de estar.

Como puedes comprobar, escoger y distribuir bien los muebles del salón puede dar mucho juego a la hora de decorarlo y sacarle partido. ¡Sobre todo en hogares donde los niños mandan!

(Visited 125 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.