Familias homoparentales: ¡Tengo dos mamás!

familias homoparentales

Recuerdo la primera vez que hablé con mi hijo de las familias homoparentales. Ramiro tenía cinco años en aquel entonces, de parejas formadas por dos mamás o dos papás. Fue tal que así:

Mamá: … no solo hay parejas formadas por un hombre y una mujer, también puede haber amor entre dos hombres o dos mujeres.
Hijo: Ya lo sé
Mi cara debió de ser de expectación, pues nunca habíamos hablado del tema antes. Él añadió:
lo sé desde que nací, mamá

Acto seguido cambió de tema a algo que le interesaba más porque no creía que este tema tuviera más importancia.

Lxs niñsx no nacen racistas, homófobos o clasistas, esto es algo adquirido. Es la sociedad la que inculca estos conceptos absolutamente erróneos, arcaicos y absurdos.

familias homoparentales

Normalizar es, pues, tan necesario como urgente. Es hora ya de igualar, visibilizar y mostrar todas las realidades. Familias de dos mamás, familias de dos papás, familias monoparentales, poliamorosas…. ese es el objetivo de nuestro proyecto Cuéntanos tu familia.

Hoy, para hablarnos de su familia, tan normal como única, pero tan maravillosa como todas aquellas donde el amor es la base, tenemos a Russell, Alex y su hijo Asón. Una familia homoparental que además, es multiespecie, pues su familia la completan Ratón, Brezo, Happy, Mila, Bastante y Castle.

¡Pasa a conocer a esta familia numerosa donde el amor se multiplica con cada nuevo miembro!

Familias homoparentales ¡Tengo dos mamás! y un montón de hermanxs peludos.

familias homoparentales

Cuando detecto a mi alrededor, en las redes, en la cola del supermercado.. el más mínimo atisbo de homofobia, lo primero que me sale, es una sonrisa. Sí, sonrío porque me parece de risa que alguien se crea con el poder de decidir qué es el amor

Hay que ser muy osado para señalar, para encasillar o para creer que de verdad eres tan increíblemente importante que puedes decidir qué es amor y qué no lo es. Pero ya sabemos que la ignorancia es muy atrevida.

Después de esa risa inicial, siento rabia, como creo que nos pasa a todos y a todas. Rabia porque dentro de esa terrible ignorancia, también emana un odio irracional que es tóxico y en ocasiones, puede hacer mucho daño. 

Afortunadamente, avanzamos, y como el amor siempre gana y además, no es algo que se pueda obviar ni pasar de puntillas por encima, solo queda normalizar, visibilizar y crecer como sociedad hacia un futuro donde familia sea todo aquello donde haya amor, respeto y libertad

familias homoparentales

“Nuestra familias es una familia real, aunque la verdad es que no conocemos ninguna que sea falsa” @MaMiAsón

Algo que me llama especialmente la atención de esta familia, es su increíble empatía y el amor que derrochan. 

Antes de darle voz a Alex y a Russell, dejadme que os cuente que su familia está formada, como os comentaba, por ellas, por su hijo y por un montón de hermanos peludos. Todos ellos han sido adoptados y salvados de circunstancias lamentables. 

familias homoparentales

Alex y Russeell: En nuestra familia multiespecie tenemos a Ratón (un perrito aguas marrón de 14 años rescatado de la perrera de Mallorca al que iban a sacrificar por agresivo. Brezo, un aguas blanco de 10 años rescatado en Sevilla. Happy, mix Yorkshire de 6 añitos, rescatado con uno. Mila y Bastante, dos panteritas negras de 4 años que aparecieron en un contenedor dentro de una bolsa llena de agua junto al resto de hermanos que no sobrevivieron. Y el pequeño Castle, un gatito pardito ciego que adora a nuestro bebé. Atendemos además a diario a más de 5 colonias felinas, alimentamos, capturamos, esterilizamos…

Pero no queda aquí.

familias homoparentales

Alex y Russell colaboran todos los veranos con la asociación Un hijo más por medio de la cual, acogen durante dos meses a una niña afectada de la zona de Chernobil.

¿Os imagináis a cualquier ignorante diciendo que toda la esfera de empatía, amor y respeto que esta familia procesa, no es real? ¡Qué absurdo!

Pregunta:  ¿Cómo fue el proceso de decidir convertiros en Madres? ¿Por qué método decidisteis optar?

R. Es algo que siempre quise hacer, uno de mis sueños era ser mamá, y aún hoy me sorprende que lo haya conseguido. Mi mujer en cambio solo me brindó su apoyo, era algo que nunca se planteó y hoy está tan enamorada de nuestro bebé o más que yo. Nos decantamos por el método ropa, pero por diversos motivos nos llamaron de la seguridad social y fue por IAD.

P.  ¿Cómo fue, una vez llegado el embarazo, comunicárselo a vuestra familia y amigxs? ¿Cómo reaccionaron?

R. Nuestras hermanas supieron del proceso desde el principio, pero decírselo a las futuras abuelas y sobre todo a mi abuela fue una pasada. Nadie preguntó cómo, ni por qué, solo importaba que “Coco” venía en camino.

P. A nivel de seguimiento del embarazo ¿cómo fue? ¿Os sentistéis cómodas durante el proceso? ¿Estuvieron los profesionales médicos como matron/as o ginecólogos/as a la altura de vuestra familia no normativa?

R. Bueno, la verdad es que tuvimos de todo, por suerte nuestra matrona fue maravillosa. En el hospital ( de urgencias) hubo de todo: continuas referencias al donante, dejando de lado a la mamá no gestante… hasta la semana 12 que dimos con dos ginecólogas estupendas que fueron un auténtico amor, haciéndonos partícipes a las dos y una vez llegó la hora del parto… eso sí fue inclusión.

Los masajes, los baños, las respiraciones… todo el personal se volcó con nosotras para que mi auténtica matrona fuese la mamá no gestante, lo que hizo ese momento aún más mágico.

P. Uno de los objetivos del proyecto “Cuéntanos tu familia” es normalizar y visibilizar todos los tipos de familia que puedan existir y con ello, aprender, como sociedad a respetar y normalizar. ¿Cómo dirías que como sociedad podemos contribuir a esa visibilización?

R. Normalizar, no exaltar ni para bien ni para mal, contar cuentos con familias diversas, dejar de contar otros, dar herramientas a los niños para que lo entiendan y lo vean tan natural como lo que es. Incluso el día de mañana puedan defender a alguien o sentir la libertad de amar a quién ellos quieran sin ninguna etiqueta.

P. ¿Qué tipo de preguntas, comentarios crees que como sociedad, es necesario que evitemos para con familias homoparentales?

R. ¿Quién es la madre? ¿Y el padre? ¿Quién hace de padre? ¿A quién se parece?

Estando embarazada algo que molestaba un montón era que me preguntasen a mí, y dando la espalda a mi mujer, “¿qué tal la mamá?” Es muy feo dejar a la parte no gestante fuera.

P. ¿Cómo es el proceso legal por el cual ambas madres inscriben a su hijx en e registro?

Te voy a decir la verdad, tenemos la suerte de vivir en una comunidad con una ley de protección LGTB que nos facilitó mucho las cosas, más el buen trato y las ganas que le pusieron el personal de atención al paciente de nuestro hospital. A contra reloj, cambiaron el tipo de formulario a medida de nuestra familia y nos inscribieron ellos como a cualquier otra familia.

P. ¿Creéis que es importante que los centros educativos comiencen a trabajar en visibilizar los distintos tipos de familia no normativos, como puede ser la familia homoparental, en las aulas? 

Me parece fundamental, pero no poner una etiqueta sino decir que existen familias compuestas por… y no mamá y papá.

P.¿Qué relación tienen los perritos y gatitos con vuestro hijo? ¿Cómo crees que será para él crecer con tantos hermanos peludos?

familias homoparentales

R. Para Asón es muy divertido, diferentes texturas, se mueven y hacen ruido, es una pasada y ellos cada día me sorprenden más. Nos avisan si se despierta, le entretienen, acuden en cuanto llora, comparten juguetes… no recuerdo una toma sin tener a Castle pegado al niño.

Espero que todo esto sirva para que crezca en un ambiente cargado de respeto, y que sea capaz de enseñar el día de mañana a alguien que no tienen por qué gustarle los animales, tan solo debe respetarlos.

P. ¿Como definiríais vosotras el concepto familia?

familias homoparentales

R. La Real Academia de la Lengua define la familia como “grupo de personas formado por una pareja (normalmente unida por lazos legales o religiosos), que convive y tiene un proyecto de vida en común, y sus hijos, cuando los tienen ,o conjunto de ascendientes, descendientes y demás personas relacionadas entre sí por parentesco de sangre o legal”.

No entiende de géneros, religiones o razas. Hay varios tipos de familias, la impuesta por ascendencia, que no siempre se comporta como tal y la elegida por ti. Aunque yo definiría la palabra familia como “hogar”, ese lugar al que siempre puedes volver y sentirte segura, amada y respetada. Y aunque la foto no es muy buena, me provoca esa sensación mirarla. Y como dice nuestra canción “me voy a casa, de vuelta al lugar donde pertenezco, donde tu amor siempre ha sido suficiente para mí… Ten cuidado con lo que deseas, porque puede que lo consigas todo”. #dosmamas

P. ¿Cual creéis que es la mejor forma de terminar con los absurdos tabúes en torno a las familias homoparentales?

Creo que la única manera es con naturalidad, no dar mayor importancia a lo que no lo tiene. Mi sobrina dijo un día: aunque Asón no tiene papá, la semillita nació del amor de las titas, y por eso nació él. ¿No es precioso?

P. Sentíos libres, por favor, de compartir aquí cualquier pensamiento que creáis importante y no esté recogido en esta entrevista y consideréis necesario para mejorar, como sociedad, con respecto a familias homoparentales.

Creo, por propia experiencia, que no una no es más madre porque para o más padre por su aportación genética. Creo que la familia es la que apoya, la que anima y la que está siempre, nunca pide ni exige. Me gusta pensar que la familia también podemos elegirla, y que los lazos hoy en día se crean, no se imponen, y que estar casado con x persona no te convierte en mi familia.

Proyecto “Cuéntanos tu familia”

Si quieres aparecer en el proyecto “Cuéntanos tu familia” ¡escríbenos! Estamos en contacto@mamirami.es y en las redes sociales y nos encantaría que nos abrieras la puerta de tu familia.

¡Te esperamos!



(Visited 176 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.