Ser mamá de un niña celíaca: Por favor, nunca ofrezcas alimentos a mi hija

celíaca

Desde que a mi hija le diagnosticaran celiaquía con dos años, empecé a darme cuenta de una serie de costumbres que tenemos los adultos con los niños y que son totalmente contraproducentes.

Algo tan inocente como ofrecer una galleta a un niño puede generar un conflicto si ese niño es alérgico. Bien porque el niño aún no es consciente de su alergia pero quiere esa galleta, o bien porque en un despiste de los padres se la coma y le acarree un problema de salud. Y sí, ya se que lo hacemos con toda nuestra buena intención pero es una costumbre que debemos evitar.

Es probable que nunca hubieras reparado en este tema. Yo misma, nunca me lo había planteado hasta que comenzamos a vivir con nuestra hija el la  alimentación restringida.

Yo misma, nunca me lo había planteado estas cuestiones hasta que comenzamos el camino de la alimentación restringida

Hoy en el blog hablamos de pequeños gestos para facilitar el  día a día de los niños con alergias alimentarias. ¿Te animas?

Ser mamá de un niña celíaca: Por favor, nunca ofrezcas alimentos a mi hija

celíaca

Como os decía, una vez que comenzamos la vida sin gluten con mi hija celíaca, me di cuenta de cuántas cosas había que cambiar, no solo la comida. Lo primero fue en enseñar a mi hija a decir que no siempre que la ofrezcan comida. Como podréis imaginar, esto no es tarea fácil con una niña de dos años.

Me ocurre a menudo que sentada en el parque con otras mamás, papás o abuelos, estos sacan la merienda para sus hijos o nietos y ofrecen a mi hija por ejemplo, cereales, galletas o zumos. Sé que lo hacen con toda su buena intención, pero para mí, comienza una guerra con mi hija que muy probablemente, termine con rabieta, lloros y un disgusto enorme.

Si bien es cierto que mi hija, por lo general, es muy responsable con el tema de la alimentación y sabe que hay cosas que ella no puede comer, también es lógico que como niña que es, no siempre entiende que esa galleta que tú le estás ofreciendo (insisto, con toda tu buena intención) no la puede comer.

Y claro, quiere la galleta, pero no puedo permitirlo porque sería una tremenda irresponsabilidad por mi parte e iría en detrimento de su salud. Y quizás se conforme, o quizás puede ocurrir que se sienta frustrada, triste y se desencadene un conflicto totalmente evitable.

Es por eso que lo mejor es siempre no ofrecer comida a otros niños.

Es por eso que lo mejor es siempre no ofrecer comida a otros niños.

¿Y si es un niño alérgico? ¿Imaginas las posibles consecuencias?

Y lo peor que puede ocurrir no es el disgusto para mi hija, lo peor es que en ese momento yo no esté al lado porque me haya ido a echar un ojo a mi hijo mayor que está corriendo parque arriba y abajo, y mi hija acepte la galleta y se la coma. Ahí es donde tenemos un verdadero problema.

Si mi hija come un alimento con gluten, le provoca problemas como diarrea, dolor de tripa e irritabilidad. Entre otras cosas.

Si esto ocurre con niño alérgico al trigo (que no es lo mismo que celíaco) lo que tendríamos entonces es una situación de extrema urgencia porque podría terminar en una anafilaxia. Lo mismo para los niños alérgicos a la leche, el huevo, los frutos secos, etcétera.

Por eso, evita siempre ofrecer comida a otros niños. Los padres y madres de niños con intolerancias alimentarias no pensamos que seas un mal educado por no compartir. De hecho, agradecemos profundamente que no lo hagas

epq-quote align=”align-left”]Evita siempre ofrecer comida a otros niños. Los padres y madres de niños con intolerancias alimentarias no pensamos que seas un mal educado por no compartir[/epq-quote]

Mi hija es morena, risueña… y celíaca

Otra cosa que suele ocurrir es que cuando comento que mi hija es celíaca, la persona entone un “pobrecita”.

Y sí, sé que no se hace de forma consciente y que realmente lo sientes, pero es otro gran error.

Me esfuerzo a diario para que mi hija no entienda su celiaquía como un estigma, si no como una característica más de su persona. Es celíaca, sí, igual que es castaña, alta y muy risueña.

El hecho de compadecerle no le ayuda, más bien todo lo contrario.

Es celíaca, sí, igual que es castaña, alta y muy risueña.

Para mí, es fundamental transmitir a los niños siempre un mensaje positivo acerca de su propia persona. Recordemos que es en la infancia cuando los niños forjan su autoestima y amor propio. Como padres, queremos criar niños que estén seguros de sí mismos, que se quieran y se valoren.

¿Verdad?

¿Cumpleaños infantiles? Pequeños gestos que hacen mucho

celíaca

Hace unos días, en una reunión en la guardería de mi hija, se trataron varios puntos sobre el curso. Las profesoras dieron, entre otras cosas, pautas para los cumpleaños infantiles en el centro. Hubo un punto en concreto, que les agradecí infinito.

Os cuento: en la escuela infantil de mi hija es habitual que los papás y las mamás llevemos algo de picar a la clase cuando nuestro hijo hace los años. En el caso de la escuela infantil de Ixeya, las profesoras piden gusanitos porque no quieren nada que lleve excesivo azúcar, ni pueda ser susceptible de atragantamiento y que no les quite el hambre de cara a la hora de la comida. Pues bien, pidieron que por favor, los papás se fijaran en que los gusanitos que lleven al centro sean siempre sin gluten.

Son fáciles de conseguir (la mayoría de las marcas son libres de gluten), cuestan lo mismo, saben igual y es un detallazo para mi hija que en anteriores ocasiones ya se ha tenido que quedar mirando en ocasiones similares.

De igual forma, si vamos a celebrar cumpleaños en exterior, podemos preguntar si el establecimiento ofrece una alternativa sin gluten. Si no es el caso, los papás te agradecemos que nos avises para que llevemos la merienda a nuestro hijo. Así, evitamos la desagradable situación de que nuestro hijo tenga que quedarse sin comer.

Como veis, son pequeños detalles en los que no caemos pero que para los padres y madres de hijos e hijas celiacos o con alergias alimentarias, agradecemos muchísimo.

(Visited 181 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.