¿Tus peques se aburren con sus juguetes? ¡Prueba la rotación de juguetes y las zonas de juego minimalistas!

Rotacion de juguetes

¿Cuántas veces hemos sentido que los niños se aburren rápido de los juguetes? Que los compramos con mucha ilusión y salvo excepciones, a los pocos meses ya ni los miran… Si este también es tu caso ¡tienes que probar la rotación de juguetes! Como madre, os aseguro que funciona muy ¡y qué os va a sorprender!

Mi abuela siempre me decía que ella, cuando mi madre y mi tía eran pequeñas, guardaba una parte de los juguetes un tiempo y cuando se los volvía a dar, eran como nuevos otra vez. ¡Y jolín, qué razón tenía! Estoy segura de que ella no conocía el término rotación de juguetes como tal, pero sabía que este método funcionaba estupendamente.

Yo he comenzado a practicarlo desde hace un par de meses y aunque me imaginaba que efectivamente daría buenos resultados, no me imaginaba que iba a funcionar tan bien.

Hoy en el blog, hablamos de las claves sobre qué significa la rotación de juguetes, cómo llevarla a cabo y los beneficios que tiene para los niños ¡qué son muchos!

¿Tus peques se aburren de sus juguetes? ¡Prueba la rotación de juguetes!

Primero: Una zona de juegos minimalista

Ocurre que los padres solemos tener todos los juguetes en un mismo espacio y llega un momento en que el número de juguetes es abrumador, tanto para los niños como para nosotros.

Cuando esto ocurre, los niños no suelen jugar más de un par de minutos con ninguno de ellos, “pican” de uno a otro sin llegar a entretenerse realmente con ninguno. Los esparraman todos y a la hora de recoger ¡llega la guerra! ¿Te suena, no?

Imagina que tú, en tu cocina, a la hora de preparar la comida, toda la encimera estuviera llena de especias, aliños, platos, vasos, ingredientes… no sólo sería sumamente abrumador, sino que, además, sería muy complicado centrarse en el plato que vamos a preparar.

A los niños les ocurre algo muy parecido, si el espacio de juegos está saturado de materiales, es muy probable que no se centren en ninguno y solo se dediquen a esparcirlos. Es probable también que el juego sea superficial, se abandone al poco de empezar y no se empapen en todo lo que el juguete ofrece.

Esto ocurre porque los niños se sienten sobre – estimulados por todos los juguetes que tiene alrededor. En resumen, ¡están saturados!

Si el espacio de juegos está saturado, es muy probable que no se centren en ninguno y se dediquen a esparcirlos

Para nosotros, el primer gran paso para mejorar las zonas de juegos fue retirar de ella el 70% de los materiales. ¡Sí, el 70%! y organizarla de forma muy estructurada y ordenada. Hay algunos juguetes que se mantiene fijos como la tabla curva, la cocinita, el arco iris de Waldorf y aquellos materiales que siempre están presentes en sus juegos, pero todos los demás, van rotando como os voy a explicar un poco más adelante.

Rotación de juguetes

Segundo: Recogiendo los juguetes…

Una vez hemos recogido una gran parte de los juguetes, ya podremos ver el efecto en los niños. Con una zona mucho más despejada, los niños incrementarán el interés en los materiales que hemos dejado a su alcance.

Parece increíble, lo sé porque yo también pensé que con mis peques no funcionaría, pero os sorprenderá ver cómo cambia su forma de jugar desde el primer momento.

Con una zona de juegos ya despejada, toca recoger. Lo ideal es hacerse con unos cuantos guarda-juguetes, cajas, bolsas… para almacenar los juguetes que hemos retirado temporalmente.

Me preguntabais el otro día por Instagram que cómo organizaba yo los juguetes que están recogidos, pues bien, yo utilizo unas cestas que tengo hace mucho en casa, cajas de plástico, guarda-juguetes o incluso, cajas de cartón.

Rotación de juguetes

Rotación de juguetes

Si bien es cierto que yo tengo un armario que utilizo exclusivamente para guardarlos y organizarlos, otras opciones son: altillos de los armarios, trasteros, en cajas debajo de las camas…

… y los preparamos para la rotación

Una vez esté todo bien recogido podemos etiquetar las cajas para saber cuáles contienen cada uno. Esto es útil porque puede ocurrir que en un momento dado nuestro hijo recupere el interés por un juguete que esté guardado y así, podemos ofrecérselo fácilmente sin tener que poner todos patas arriba.

Mi consejo en este punto es si tenéis materiales de tipo desestrucuturado como por ejemplo el arco iris, la tabla curva, los cuencos con bolas… los mantengáis fijos porque aportan siempre nuevas opciones de juego con los materiales que sí van rotando. A mí este truco me funciona genial.

Y ahora, llega la pregunta del millón ¿cómo funciona la rotación de juguetes? ¿Cada cuánto tiempo se cambian? No hay una pauta fija. El truco está en observar el juego de nuestros hijos y valorar. En nuestro caso, cuando comenzamos a ver que pierden el interés por los materiales, cambiamos los juguetes de nuevo.

Normalmente, aprovechamos los fines de semana y ¡es como un día de fiesta! ¡Para los niños es son como si tuvieran juguetes nuevos otra vez!

Si tuviéramos que establecer una pauta de tiempo para la rotación de juguetes, diría que lo hacemos una vez al mes. Pero es una medida  aproximada. Por ejemplo, si en la última rotación hemos sacado un juguete que hacía tiempo que no pasaba por la zona de juegos y ahora  es más encaja más con la edad de los peques que antes de recogerlo, es posible que tarden más tiempo en perder el interés en él.

Aprovechar para regalar o incorporar nuevos materiales

rotación de juguetes

A medida que vayamos rotando los juguetes, podemos aprovechar para ver qué juguetes han perdido totalmente el interés para ellos. Por ejemplo, porque la franja de edad a la que está destinado ya no coincide con la de nuestros hijos. ¡Es un buen  momento de donar o regalar juguetes!

De la misma manera, podemos ir incorporando nuevos materiales que nos gusten. Eso sí, recordando siempre mantener equilibrado el número de juguetes en la zona de juegos.

Yo, que trabajo con muchos materiales (y por tanto en mi casa entran a menudo juguetes nuevos), tengo una clave: por cada juguete que entra, otro se va a la zona de “recogida”. Es mi forma de mantener el equilibrio.

Beneficios de la rotación de juguetes y las zonas de juegos minimalistas

rotación de juguetes

Nosotros estamos practicando este métodos desde hace varios meses y estos son los beneficios que vemos en nuestros hijos:

Practican un juego de calidad. Los materiales se exprimen mucho más buscando múltiples formas de juego, combinaciones con otros materiales…

Organización. Al ser un espacio de juego minimalista, mis hijos se han vuelto mucho más organizados. Cada juguete tiene su lugar y es mucho más fácil encontrarlo y recogerlo.

Valores. Enseñar a los peques que no es necesario acumular y acumular juguetes para divertirse. Podemos pasarlo muy bien con una cantidad mucho más reducida.

Interacción. La rotación de juguetes también les ha ofrecido muchas más horas de juego compartido entre los dos hermanos. Comparten mucho más tiempo de juego juntos, interaccionando y mezclando sus espacios y mundos de juego.

– ¡Juguetes nuevos! ¡Los materiales que han estado guardados durante un tiempo vuelven a ser como nuevos!

El mundo de juego es mucho más rico. Este punto lo he observado de forma especialmente llamativa. La imaginación ha cobrado un papel protagonista. El juego es mucho más libre e imaginativo que antes. ¡Es sorprendente, vosotros mismos lo veréis!

Recoger es mucho más fácil. Es una cuestión de lógica: cuantos menos juguetes tengamos, menos hay que recoger. Además, con la rotación de juguetes no siempre los sacan todos. Muchas veces se centran en aquellos en los que están más interesados en casa momento.

Menos es más: los niños no se aburren de los juguetes, están sobrestimulados.

Los beneficios de la rotación de juguetes son numerosos y ponerlo en práctica es tan sencillo como invertir un ratito clasificando y guardando los materiales.

Y sí, es muy probable que a estas alturas estés un tanto escéptico o escéptica sobre esa fórmula que parece mágica, pero todos los testimonios que conozco de familias que lo practican coinciden en que funciona muy, muy bien.

Vivimos en una época donde los niños, muchas veces, están sobre-estimulados. Es importante recordar que en este caso, como en muchos otros, menos es más.

Después de comprobar los beneficios de la rotación de juguetes, en casa hemos comenzado a limitar el tiempo de televisión. Los resultados están siento muy interesantes ¡os hablaré pronto de ello!

¡Contadme si os vais a lanzar a ver qué tal funciona! Si ya lo practicáis, qué resultados y conclusiones habéis recolectado de su práctica.

¡Felices juegos!

(Visited 283 times, 3 visits today)

1 Comment

  1. Presumiendo Mar 13, 2018 at 10:35 am

    Súper interesante este artículo :O Es un tema muy interesante, la rotación de juguetes. Muchas gracias por este blog tan cuidado que tenéis <3

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.