Sacaleches ¿Aliado o estorbo?

sacaleches

¿Necesito comprar un sacaleches? Esa es una de las preguntas que las mamás solemos hacernos durante el embarazo.

Yo misma, con mi primer hijo, lo dudé mucho. En parte debido al gran desconocimiento que tenía en todo lo que a lactancia materna se refiere y en parte, porque no creía que fuera necesario. Pensaba que se utilizaba únicamente en momentos puntuales si había problemas, pero que no era una herramienta útil.

Me equivoqué.

Y ojo, que no estoy diciendo que sean necesarios para dar el pecho, por supuesto, pero igual que un portabebés te facilita mucho el día a día, un sacaleches puede ser de un gran aliado una vez la lactancia esté instaurada.

Yo me di cuenta de que necesitaba uno cuando a mi hijo le ingresaron en el hospital. Como le daba lactancia exclusiva, yo me sacaba la leche para poder ir a descansar unas horas a casa. No me lo compré en ese momento porque utilizaba los que me proporcionaban en el hospital, pero una vez volvimos a casa, decidí que era el momento.

Siempre he dicho que ha sido uno de los productos más amortizados de mi maternidad. Me lo regaló mi madre y no puedo estar más agradecida.

¿Cuál es el mejor sacaleches?

sacaleches

Os cuento que yo he probado varios sacaleches, primero comencé con uno manual pero decidí que no estaba hecho para mí. Es una buena opción para momentos puntuales pero como además pensaba donar leche, me decidí por uno eléctrico.

¿Cuál es el mejor sacaleches? pues como todo, esto es subjetivo. Sí es cierto que el que más fama tiene y el más vendido es el Medela Swin. A mí me ha funcionado de lujo. Ni un fallo en los seis años que llevo dando el pecho y donando leche.

Si tuviera que elegir una segunda opción, para mí, le sigue muy de cerca el sacaleches de Suavinex. Tuve la gran suerte de probarlo cuando se lanzó al mercado y desde entonces, lo he intercalado con el Medela Swing. Y muy contenta. Es muy suave, cómodo, fácil de utilizar y de limpiar y con un diseño precioso en la línea de Suavinex. Una muy buena opción también.

No obstante, si queréis valorar más opciones, comparar modelos y marcas, os aconsejo el post de TodoMaternidad donde analiza los mejores del mercado y reseña aspectos tan importantes como la eficacia, el diseño, la funcionalidad e incluso, el peso y tamaño.

6 ocasiones en las que agradecerás mucho tener un buen sacaleches cerca

sacaleches

Como te comentaba al principio del post, no es una herramienta indispensable. Se puede dar el pecho naturalmente sin él y no hay ningún problema, pero es un gran aliado y una herramienta de apoyo maravillosa. Sin duda.

Tengo amigas o familiares embarazadas que me han preguntado si yo les recomiendo o no comprarlo, si es de esas compras que realmente se utilizan y merecen la inversión o si como otros utensilios, acaba en un cajón olvidado habiéndose utilizado menos de tres veces. Yo siempre les digo lo mismo, a título personal y tras seis años de lactancia, lo veo como una herramienta de apoyo que me ha facilitado mucho el día a día como madre.

Y ahora bien ¿en qué momentos, los sacaleches, nos facilitan el día a día? Os cuento:

1. En caso de ingreso del bebé en neonatos

sacaleches

Si nuestro bebé debe permanecer ingresado en neonatos tanto al nacer como más adelante, un sacaleches nos vendrá genial. En caso de ser prematuro, el personal sanitario podrá ofrecerle nuestra leche. De la misma manera, podremos estimular la subida si no podemos poner al bebé al pecho, que obviamente, es lo ideal.

Si bien es cierto que todos o la mayoría de hospitales tienen sus propios sacaleches a los que podemos acceder, a mí me ocurrió con mi hijo mayor que durante su ingreso solo había dos sacaleches para toda la planta de maternidad y muchas veces, estaban ocupados. Además, debíamos ir a la sala de lactancia, no había opción de tenerlo en tu habitación.

Llevando nuestro propio sacaleches, lo tendremos siempre disponible si lo necesitamos y sin necesidad de movernos de la habitación. De hecho, tengo amigas que ya lo han incluido en su bolsa del hospital cuando han ido a parir.

Ya sabéis, por si acaso.

Con mi hija, que estuvo ingresada en lámparas haciendo fototerapia, el hospital únicamente me ofrecía un sacaleches manual, así que utilicé el mío para dejar preparados biberones con mi leche por si las enfermeras necesitaban darle biberones con mi leche entre las tomas.

2. Cuando comenzamos la alimentación complementaria

Extraerse la leche puede ser  muy útil cuando comenzamos la alimentación complementaria para preparar las papillas de cereales, por ejemplo. En lugar de utilizar leche de fórmula o agua, yo utilizaba mi propia leche.

¿Y sabéis un truco estupendo cuando los bebés comienzan con las molestias de la boca? ¡Helados de leche materna! A ellos les encanta el sabor, es un alimento que pueden comer sin miedo aunque aún sigan con lactancia exclusiva y el frío les calmará las encías.

Totalmente recomendados.

3. Cuando toca volver al trabajo

sacaleches

Sí, tenemos unas políticas ridículas de conciliación y una de las bajas maternales más vergonzosas de la Unión Europea. Esto supone que muchas mamás deben reincoporarse al trabajo antes incluso de que su bebé cumpla seis meses.

Ocurre entonces que nos encontramos, por un lado, la recomendación de la OMS y la AEP de una lactancia exclusiva hasta los 6 meses. Por otro lado, una mamá que debe volver al trabajo antes de esa franja de tiempo.

¿Cómo lo hacemos?

Primero, no cansándonos de reivindicar una baja maternal más amplia y unas medidas conciliadoras reales, y mientras eso llega, una buena idea es crear nuestro propio banco de leche materna. Así, quien se encargue de cuidar a nuestro bebé (tanto si es una escuela infantil, como un familiar o cuidador/a en casa) podrá ofrecerle a nuestro hijo nuestra propia leche cuando nosotros no estemos con él.

Un buen consejo para ir creando ese banco de leche es ir sacándonos en momento de relajación. Mientras estamos viendo la televisión, leyendo, al ordenador pueden ser muy buena opción… o, incluso, mientras nuestro bebé está al otro pecho.

4. Si quieres donar

sacaleches

Para mí, donar mi leche, ha sido una experiencia muy enriquecedora.

Doné primero para el bebé de una amiga que, por circunstancias, tenía un problema de salud que mejoraba sustancialmente cuando tomaba leche materna (que ya sabemos que se digiere mucho mejor) hasta que fue operado. Después, comencé a donar para el banco de leche de mi comunidad y lo hice durante un largo período.

En Extremadura solo te ofrecen un sacaleches manual (o al menos, cuando yo donaba, espero que esto haya cambiado o lo haga pronto), así que utilicé el mío eléctrico.

5. Inducción a la lactancia o relactación.

sacaleches

Hablamos de inducción a la lactancia cuando una mujer desea dar el pecho sin haber estado embarazada. Esto ocurre en caso de adopción o en caso de parejas de dos mamás en las que una está embarazada y las dos desean dar el pecho a su bebé.

Mediante la inducción, una mujer puede preparar su cuerpo para producir leche para su bebé. La relactanción se da cuando una madre que ya ha dado el pecho, tras una pausa (total o parcial), desea volver a lactar.

En cualquiera de los dos casos las mejores armas con las que una mujer puede contar son información mediante asesoras o grupos de lactancia, constancia y un buen sacaleches.

6. En caso de congestión o si tenemos que ausentarnos

En mi caso, si estaba varias horas sin dar el pecho, se me formaba tal congestión que era incapaz de aliviarla únicamente con mi hijo al pecho. Necesitaba una ayuda extra. Lo mismo me ocurría cuando comenzó a dormir del tirón 8 horas seguidas. Hasta que mi cuerpo se reguló, la leche se me acumulaba y era muy doloroso.

En esos casos, utilizar el sacaleches lo justo para descongestionar, es un alivio enorme. Te lo aseguro.

En caso de que debamos ausentarnos durante varios días, podemos sacarnos la leche para descongestionar y mantener la producción.

¿Cuándo un sacaleches no es un buen compañero?

De igual manera que el sacaleches es un gran aliado, también puede convertirse en una auténtica pesadilla. Esto puede ocurrir por información errónea y por querer exigirnos más de lo que es realmente necesario.

He visto madres llorar de desesperación extrayéndose leche porque el médico le había pedido que lo hicieran para comprobar cuánta producía con el fin de constatar (erróneamente, por cierto) si su bebé se estaba alimentado correctamente.

Esto es absurdo.

Un sacaleches nunca será capaz de extraer la leche de una forma tan magistral como lo hacen los bebés. Además, los pasos para saber si un bebé se está alimentando bien o no, desde luego, no pasan por ahí.

De igual forma, nunca lo utilices con unos objetivos concretos. No pasa nada porque un día extraigas 20 ml y otro 100 ml. Ni porque tu vecina del cuarto te haya dicho que ella se extrae dos biberones diarios. Ni es necesario tener el congelador hasta arriba de reservas.

No sufras enganchándote a un sacaleches por obligación. La lactancia, al igual que otros derroteros de la maternidad, están para disfrutar.

Si no, no tiene sentido.

(Visited 72 times, 6 visits today)

7 Comments

  1. La Viemagic Ene 13, 2018 at 6:28 pm

    Hola sin duda recomendaré este post a mis amigas les sera muy útil ya que lo pueden usar de muchas manera pueden usar el de Medela Swin que es una maravilla según tu recomendación. El sacaleches te puede ayudar mucho cuando tengas que regresar al trabajo te sacara de un apuro gracias por compartir los beneficios del sacaleches espero algún día usarlo cuando sea madre 🙂

    Reply
  2. Karina Ene 14, 2018 at 8:33 am

    Vaya post tan completo!! Para las futuras mamás esta información está genial. Es una gran herramienta de apoyo para los momentos de incertidumbre que vivimos durante y después del embarazo. En mi caso la pelea con el sacaleches fué brutal. Ojalá hubiera tenido tus recomendaciones en ese momento.
    Gracias por compartir tu experiencia.

    Reply
  3. Ani Carbonell Ene 14, 2018 at 11:59 am

    La verdad es que si tenía la duda de si era necesario o no tener un sacaleches. De hecho estaba más a favor de tenerlo pero no sabía muy bien argumentar el por qué y eso me hacía dudar. Me ha venido genial leer este post, por cierto me ha parecido muy completo, porque sí es una duda que viene en la cabeza cuando estás pensando en quedarte embarazada.

    Reply
  4. Reina Viral Ene 16, 2018 at 12:47 am

    Hola: alguien allegado a mi. Siempre utiliza, estos sacaleches manuales. Quizás no ha analizado cuanto más le facilitaría, la extracción uno eléctrico. Y la variedad que existe en el mercado. Definitivamente debe leer tu publicación.

    Reply
  5. Lorena Molina Ene 16, 2018 at 5:22 pm

    ¡Hola!
    Qué buen artículo, nos das información muy completa e interesante sobre los sacaleches.
    Con mi segundo hijo lo tuve que usar en el hospital porque nació prematuro y como dices, tenía que sacarme la leche y las enfermeras se la daban hasta que yo pude entrar en neonatos y se la daba yo misma pero tuve que estar un tiempo con el sacaleches de la sala de lactancia.
    Mientras estuve ingresada tuve suerte de que me pudieron dejar uno en la habitación. No recuerdo la marca.
    Así que estos aparatos son muy útiles en determinadas circunstancias, está genial que lo expliques y des recomendaciones. Por supuesto el bebé saca la leche mejor pero para situaciones que sea imposible darle el pecho directamente viene de maravilla.
    Un beso

    Reply
  6. Silvia G. Ene 18, 2018 at 2:31 am

    Qué bien me ha venido toda esta información porque este año quiero volver a ser mama y la verdad es que, en su día, no tuve muy claro la función del sacaleches (mi retoño de aquel entonces tiene ya 14 años) así que ahora me queda mucho más claro. En aquel momento por circunstancias laborales no necesite del uso del sacaleches pero he visto tras leer tu post que son muchos los casos en los que nos podemos beneficiar de su uso.

    Reply
  7. ariencilla Ene 18, 2018 at 1:11 pm

    Hola guapa
    No sabía que el sacaleches fuera una herramienta tan útil pero ya veo que tiene un montón de beneficios, es buena idea tenerlo a mano.
    Tengo una amiga que acaba de empezar con el suyo y estaba super contenta. ahora entiendo porque! Tiene que volver al trabajo en breve y esto le ayuda a organizar las tomas de su bebe en un futuro
    También me ha gustado mucho el tema que comentas de donación de leche materna. No sabía que existía esto y me parece genial, que buena idea
    Un besazo

    Reply

Deja un comentario