Consejos y recomendaciones después de una cesárea

Consejos después de una cesárea

Dar a luz mediante cesárea no suele ser lo que esperamos y tanto si ocurre de urgencia como si es programada, es posible que nos demos de frente con muchísimas dudas sobre la intervención y la recuperación. Hoy en el Blog, hablamos de consejos después de una cesárea y os cuento cuáles me resultaron realmente útiles a mí.

Si bien es cierto que todos los cuerpos son distintos y que aún siendo la misma mujer la que pase por la cesárea, la experiencia puede ser radicalmente distinta, hay una serie de recomendaciones que son de oro.

Mi primer embarazo terminó con una cesárea programada a las 41 + 6 semanas y esta primera experiencia fue totalmente distinta de la segunda, una cesárea de urgencia por sufrimiento fetal a las 38 semanas tras haber luchado todo el embarazo por un parto vaginal. La experiencia fue totalmente distinta de una a otra pero sí que hubo puntos comunes. Como la experiencia es un grado, la segunda la viví de una forma mucho más tranquila y la recuperación fue mucho más rápida.

Hoy comparto en el Blog, recomendaciones y consejos después de una cesárea que a mí me fueron muy útiles. ¡Espero que a ti también!

Recomendaciones y consejos después de una cesárea

consejos después de una cesárea

1. Nunca sentirse culpable

Puede que este no sea tu caso y ojalá sea así, pero si como yo en mi primera cesárea, sientes una sensación de culpabilidad, bórrala.

La mujer nunca es la culpable de una cesárea. Si tienes la mala suerte de que un profesional u otra persona de tu entorno te acuse de no haber empujado, de no haber querido esperar, de haber sido egoísta… no lo permitas.

2. Moverse es fundamental

En mi segunda cesárea tuve una recuperación exprés comparada con la primera. Cuatro días después estaba conduciendo y paseándome por el hospital ya que a mi hija estaba ingresada en fototerapia y acudía cada dos horas a darle el pecho.

Recuerdo que yo misma me sorprendí muchísimo porque con la primera cesárea tardé casi dos semanas en poder caminar en condiciones y en la primera revisión, se lo comenté a la ginecóloga. Ella me dijo que esto se explica porque cuanto antes comienzas a moverte, antes te recuperas.

Desde las primeras horas en el hospital, me levanté y comencé a moverme. Los días de ingreso  me los pasé pasillo arriba y abajo, cosa que no hice la primera vez. Y la diferencia con respecto a la primera fue abismal.

Y sí, es probable que te resulte doloroso, pero no hay que hacer los cien metros lisos el primer día. Poquito a poco, con ayuda y pequeñas metas verás como el dolor y las energías vuelven mucho antes de lo que imaginas. Eso sí, nada de levantar peso.

3. Vigila las grapas (o los puntos)

No es lo habitual, pero a veces la sutura puede sufrir un retroceso en su curación. En mi caso, a pesar de que la segunda cesárea fue mucho mejor en lo que a recuperación se refiere, dos de las grapas comenzaron a molestarme muchísimo. Sentía que me ardían así que acudí a la matrona y me los quitó un poco antes. Fue un enorme alivio.

Vigila la sutura varias veces al día. Es importante que no esté hinchada, que no huela mal y es conveniente controlar si hay aparición de fiebre.

Es muy importante, también, evitar pantalones ajustados que puedan presionar la herida y ante cualquier duda, acudir a la matrona o al médico habitual.

Por último, la higiene también juega un papel fundamental. Es imprescindible mantener la sutura limpia para evitar infecciones lavándola con agua templada y jabón neutro al menos una vez al día. Para secar, con una toalla dar ligeros toquecitos con cuidado de no presionar para no hacernos daño.

4. Raciona las visitas y no te sientas mal por ello

Esta premisa debe ser para todas las mamás y papás recientes independientemente del tipo de parto, pero cuando este ha sido por cesárea, la recuperación es más lenta. Así que con más razón.

Esto es algo que aprendí con la experiencia. Como primeriza me daba apuro no aceptar todas las visitas que se arremolinaban tanto en el hospital como en casa y aguantaba estoicamente aunque estuviera que me caía de cansancio, sueño y dolores. Con la segunda, cambié el chip de forma radical.

Restringí la visitas a un mes después del nacimiento de mi hija y cuando comenzaron, se hizo de forma escalonada. Y no me permití sentirme mal ni por un momento. ¿Y sabéis qué? Disfruté muchísimo la segunda maternidad, echada con mi hija en la cama la mayoría del día, sin prisa, ni agobios.. Viviendo nuestro recogimiento en casa, disfrutando y acoplándonos a la nueva situación de uno más en la familia.

Este, sin duda, es el mejor de todos los consejos después de una cesárea que podemos aplicarnos o dar a aquellas mujeres que han pasado o van a pasar por una.

5. Busca posturas cómodas para la lactancia

Tanto si das lactancia materna como artificial, busca posturas que no sean forzadas y os resulten cómodas tanto al bebé como a ti.

El cojín de lactancia puede ser un gran aliado. Las posturas en las que probablemente te sientas más cómoda será o bien tumbada o bien semiincorporada con un cojín sobre la tripa.

Hay una postura que se denomina “balón de rugby” que también puede resultar muy útil. Se trata de colocar al bebé con los pies apuntando hacia la espalda.

Sea como sea, lo más importante es buscar aquellas en las que no se roce la herida. ¡Pide ayuda si la necesitas!

6. Descansa

Ni los platos sucios, ni la lavadora, ni el polvo de los muebles, ni las camas desechas… nada corre prisa. Tu prioridad máxima tras la vuelta del hospital es descansar. No hay que olvidar que una cesárea es una intervención quirúrgica y como tal, requiere reposo y descanso tras ella.

Hay que moverse, sí, pero con paseos tranquilos y relajados, sin realizar esfuerzos.

Resumiendo: practica las tres des.

En resumen, todos los consejos después de una cesárea se resumen en practicar las tres des: descansa, duerme y disfruta.

Haz lo que te pida el cuerpo en cada momento. No te sientas mal por rechazar visitas, duerme y pide ayuda siempre que lo necesites y sobre todo, disfruta.

Disfruta de tu nueva vida como madre, de tu bebé y de tu maternidad.

(Visited 45 times, 1 visits today)

Deja un comentario