¿Juegas con tus hijos? Los expertos recomiendan hacerlo a diario ya que aporta numerosos benificios

Jugar con los niños

¿Cuántas veces nos paramos a jugar con los niños al día? ¿Por cuánto tiempo? Yo me he parado a pensarlo también y cierto es que no tanto como me gustaría.

A los niños les apasiona que los adultos juguemos con ellos. Yo misma recuerdo con mucho cariño los ratitos de juego con mis padres. Daba igual si era a juegos de mesa o a la pelota, para mí eran momentos muy felices. Seguro que tú los recuerdas con nostalgia y cariño también.

Como padres sabemos que el día a día puede ser frenético: el colegio, las extraescolares, el trabajo, la casa, las comidas y cenas… pero los expertos confirman lo que ya sospechábamos, encontrar un ratito todos los días para jugar con los niños es sumamente beneficioso para ellos.

Jugar es fundamental en la infancia. Es tan importante que es un derecho recogido por Naciones Unidas en su Declaración de Derechos del niño en 1959. Treinta años después, ese mismo derecho es recogido también por la Convención de Derechos del Niño en su artículo 31.

Los niños aprenden jugando, se expresan, comprenden el mundo que les rodea, interaccionan y potencian herramientas fundamentales en su crecimiento como el pensamiento lógico, la coordinación o la concentración. Pues bien, si además ese tiempo de ocio se comparte con los adultos, conseguiremos un torrente de beneficios enorme como alimentar su autoestima, su creatividad, su imaginación y además, a nosotros como padres nos acercará a ellos y nos ayudará a conocerlos mejor.

Juega con ellos: El estudio que nos pone el dedo en la nariz

jugar con los niños

Juega con ellos es un reciente estudio llevado a cabo por Famosa y la psicóloga Alicia Baneras y que ha arrojado los siguientes datos tras entrevistar a 500 padres y madres españoles : el 87% de los padres somos conscientes de la importancia de dedicar todos los días un ratito a jugar con los niños, ahora bien, a la hora de la verdad, sólo el 33% lo llevamos a cabo.

En declaraciones al El pais, la psicóloga Alicia Banderas, impulsora de la campaña #Juegaconellos, expone:

Los padres somos conscientes de los beneficios del juego, pero no jugamos lo suficiente con ellos. Normalmente, es el niño el que demanda a su padre que quiere jugar. Normalmente, no jugamos porque nos escudamos en el trabajo, en las obligaciones domésticas y diarias, en el cansancio o no percibimos que el niño está supersaturado con los deberes o con las extraescolares, dejando de lado su tiempo para jugar.

¿Cuántas veces nos dice nuestro hijos – Mamá, papá, jugamos a…? Y nosotros nos sumergimos en la dicotomía de saber que deberíamos invertir tiempo de ocio con nuestros peques pero justo en ese momento toca ducha, o hacer la cena, los deberes…

Ahora no cariño, quizás más tarde

A menudo, en el ajetreo del día a día, optamos por contestar “ahora no puedo cariño, quizás más tarde”. Y es normal, muchas veces nos faltan horas al día,. Estamos agotados, se nos ha hecho tarde o simplemente necesitamos un ratito de tranquilidad en el sofá leyendo emails o contestando whastpp. Nos pasa a todos. A veces no tenemos ganas de sentarnos a jugar con los niños, y esto es así.

Y no pasa a nada, los niños nos seguirán buscando un ratito más tarde o al día siguiente… pero volverán a intentarlo. Y es que, como hablábamos al principio, para los niños los juegos compartido con los adultos son momentos apasionantes.

Pero ojo, no nos relajemos, que mucho antes de lo que nos gustaría los niños habrán crecido y ya no querrán sentarse a hacer carreras de coches en la alfombra ni jugar a hacernos la merienda ni a construir altas torres.

Los niños no son niños para siempre, ya lo sabemos, pero a menudo se nos olvida. No hace tanto tiempo que yo estaba jugando con mi hermano pequeño a los Pin y Pon o a escenificar pequeños teatros, y ya han pasado diez años en su suspiro.

Quizás por eso la campaña Juega con ellos que ha llevado a cabo la famosísima juguetera Las muñecas Famosa, me ha zarandeado un poco los sentimientos. A mí, y a muchos padres y madres más.

Jugar con los niños: Un gran gesto con grandes beneficios

jugar con los niños

Jugar con los niños es pues una maravillosa manera de conectar con ellos. De ver cómo entienden la vida, de poder captar miedos o inquietudes y de transmitirles valores y conocimientos.

A través del juego simbólico los niños reflejan su día a día y se acercan al mundo que les rodea. Si juegan a ser papás, reflejarán lo que ellos ven en nosotros y en nuestra relación con ellos. Una magnífica forma de vernos reflejados y tomar apuntes.

Otra baza muy importante es utilizar el juego para transmitir valores y conocimientos de una forma mucho más amena. Es mucho más fácil transmitir a nuestros hijos de forma divertida mientras jugamos con ellos, que de una forma autoritaria.

Los niños a su vez, jugando con los adultos, potencian su autoestima, socializan, aprenden y se sienten escuchados.

Beneficioso para ellos y para nosotros ¿qué más necesitamos?

Los expertos aseguran que un baremos de diez a veinte minutos ya sería suficiente, pero eso sí, asegurándonos de cumplirlo a diario.

¿Jugamos?

Juegos de mesa, construccionesdisfraces, manualidades, muñecos… da igual, hay miles de opciones para sentarse a disfrutar con ellos.

Quizás nuestros hijos son sólo la excusa que necesitamos para volver a ser pequeños y disfrutar con el escondite, el pilla pilla o la comba. Para dejar que nuestro niño interior aflore, para compartir su infancia y disfrutar todos los días de un ratito de esparcimiento con tantísimos beneficios.

¡Juguemos!

(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario