5 mitos sobre celiaquía que son totalmente falsos

mitos sobre celiaquía

Tener un hijo celíaco, al principio, parece todo un mundo. Tienes muchas dudas que ni siquiera sabes muy bien a quién plantear puesto que (como ocurre en lactancia) no todos los profesionales están actualizados y muchas veces o no saben contestarte, o te dan información errónea. A esto, le sumamos los mitos sobre celiaquía que están comúnmente aceptados como reales pero no lo son en absoluto y ya acabamos de confundirnos del todo.

Nuestro camino hacia el diagnóstico final ha sido largo. Primero,porque su pediatra eliminó el gluten de la dieta de mi hija antes de realizar las pruebas y esto es un grave error. Nunca se debe eliminar el gluten de la dieta antes de realizar las pruebas diagnósticas.

Seguidamente, fue diagnosticada de Intolerancia al gluten no celíaca. Nosotros no estábamos conformes con esa evaluación y seguimos insistiendo hasta llegar al diagnóstico final. Publicaré un post al detalle sobre nuestra experiencia pero sí quiero deciros que si tenéis dudas con el diagnóstico, no dejéis de insistir porque es la salud de nuestros hijos la que está en juego.

Quiero agradecer la inmensa ayuda que me ha ofrecido mucha gente desde el principio. Tanto al email del Blog, como a mi Facebook personal, como en foros… Afortunadamente, el mundo de la celiaquía es muy empático. Mención especial a Patricia, no sé qué haría sin ti. GRACIAS.

Aunque aún soy bastante novata y, ni mucho menos, soy una experta ni en la enfermedad ni en todo lo que gira en torno a ella, sí quiero ir exponiendo todo lo que voy aprendiendo en torno a la celiaquía para ayudar a todos los que como yo, tienen un celíaco en casa y se sienten como un pulpo en un garaje.

A veces, también escribiré sobre celiaquía en el Blog de maternidad de Una mamá novata. Hablaremos de recetas, tips, experiencias… ¡Os espero también por allí!

5 mitos sobre celiaquía que son totalmente falsos.

mitos sobre celiaquia

Hoy hablamos de mitos sobre celiaquía. Espero que sirva de mucha ayuda para todos y si tenéis cualquier sugerencia o comentarios que queráis transmitirme, podéis hacerlo a través de mi correo electrónico o redes sociales. ¡Yo siempre encantada de leeros!

1. ¿Grados de celiaquía?

Los grados de celiaquía son un mito absolutamente falso. No existe una escala de celiaquía, no existen personas más o menos celiacas que otras. Uno es celíaco o no lo es.

Sí existen tipos de celiaquía pero en cualquier caso, el tratamiento es siempre una dieta libre de gluten.

Este punto, me lleva al siguiente.

2.Dieta sin gluten, siempre.

El celíaco debe seguir una dieta totalmente libre de gluten. No hay un límite de cantidad que sí acepte tu cuerpo pues, aunque no se manifiesten síntomas externos al comer pequeñas cantidades, el intestino sí se ve afectado y no sólo a corto plazo, sino que puede traer consecuencias más graves en el futuro.

Es importante recalcar esto porque me ha ocurrido que gente del entono de mi hija han querido darle una galleta o un trozo de pan porque “por un poquito, no pasa nada”. Y sí, sí que pasa. De hecho, mi hija es muy sensible y un solo trozo de galleta puede significar dolor de tripa, vómitos e irritabilidad durante varios días aparte del daño que no se ve a nivel intestinal.

3. Hay que retirar el gluten de la dieta a la más mínima sospecha.

¡No, nunca! Como os explicaba más arriba, es muy importante que nunca se elimine el gluten antes de hacerse las pruebas. Esto es un punto clave que a nosotros nos ha costado un largo camino hasta el diagnóstico final. Mi pediatra se equivocó y retiró a Ixeya el gluten un mes antes de realizar las pruebas y por lo tanto, aunque las analíticas salieron alteradas, no eran unos resultados válidos.

La solución pasó por tener que introducir el gluten de nuevo en su dieta (sabiendo las consecuencias que traería) para poder realizar unas pruebas veraces. Y os aseguro que resulta muy difícil dar de comer a tu hijo algo que sabes que le hace daño.

4. Lo síntomas de celiaquía son siempre los mismos y se manifiestas por igual en todos las personas.

Este es otro mito sobre celiaquía muy extendido y que es totalmente falso. Los síntomas varían de una persona a otra, sino que existe un tipo de celiaquía, la celiaquía subclínica (o silenciosa) que es asintomática y permanece silenciosa para la persona que la padece.

Existen una serie de síntomas que suelen son comunes como diarrea, pérdida de peso, anemia, irritabilidad, vómitos, estreñimiento o dolor abdominal, pero ni se dan siempre ni se manifiestan en todos los pacientes.

Mi hija, en concreto, pasó casi tres meses que sólo lloraba, no quería jugar, sólo pedía brazos, apenas interactuaba y a menudo, se encogía como si la doliera la tripa. Tenía vómitos, bajó el percentil de peso de una forma abismal y las analíticas arrojaron una anemia severa. Pero como os digo, esta es nuestra experiencia. Si sospechas que tu hijo (o tu) puede ser celíaco se debe siempre acudir a un profesional.

5. El trigo es el único cereal que contiene gluten.

Esto, aunque no lo parezca, es una creencia bastante extendida. Vamos a explicar, brevemente, qué es el gluten y dónde se encuentra.

El gluten es un grupo de proteínas presente en cereales como el trigo, la cebada, la avena y el centeno así como en otras variedades procedentes de estos como son la espelta o el kamut (variedad proveniente del trigo) el triticale o el trithordeum (combinación de trigo y cebada).

Es, dicho de forma coloquial, como un pegamento que aporta maleabilidad y volumen a las masas. Es por esto que, sobre todo al principio, resulta un poco complicado trabajar con harinas sin gluten. Pero es cuestión de ir cogiéndoles el truco poco a poco. ¡No desesperéis!

Por lo tanto, el hecho de que sólo el trigo lleva gluten es un mito sobre celiaquía más. Esto también significa que no sólo los productos hechos con harina de trigo llevan gluten, también cualquier otro producto que contenga avena, cebada o centeno. 

Conclusión: Información, profesionales y experiencia.

Como resumen, diría que es muy importante rodearse de profesionales que estén actualizados y sepan trabajar con la celiaquía y su diagnóstico. Preguntar siempre, todo lo que haga falta y buscar nosotros mismos mucha información ¡el saber es poder!

No alimentar estos mitos sobre celiaquía creo que también es fundamental. Ya sé que si no tratamos la celiaquía de cerca es una información que quizás no manejemos. Yo misma creía como ciertos muchos de estos mitos, pero poco a poco, voy aprendiendo y rectificando.

Si queréis recomendaciones para padres con hijos celíacos, he escrito un post en el Blog de Una mamá novata con trucos y consejos para comenzar la vida sin gluten. En este Blog también iremos publicando nuevo contenido en la sección Sin gluten: recetas como esta tarta de moras sin gluten y sin horno, consejos, recomendaciones, comparativas de productos… ¡Os espero!

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario