Stillbirth: Reportajes de duelo para bebés que nunca pudieron ser fotografiados

Stillbirth

Stillbirth, una palabra que a priori puede ser desconocida o muy poco oída ¿no es cierto? Su origen se sitúa en el inglés y, literalmente, significa nacido quieto, nacido en silencio.  Es un término para referirse a aquellos bebés que nacen sin vida o mueren al poco tiempo de nacer.

Intenta buscar una palabra similar en Español. Difícil, por no decir imposible. No existe. Es un tabú.

Nadie quiere oír hablar de la muerte de bebés porque es un tema inmensamente triste y difícil de asimilar. Este negación hace que muchas veces, las familias que pasan por muertes gestacionales o neonatales, no se sientan libres para expresar su dolor, su vacío.

Precisamente, porque es un tema socialmente rechazado, muchas familias pasan de puntillas por su duelo de cara a los demás. Cargando con comentarios totalmente desafortunados, que se realizan sin la más mínima empatía y cuyo objetivo siempre gira a olvidar cuanto antes y aquí no ha pasado nada. Y sí que pasa.

Pasa que muchas familias no tienen un recuerdo de su hijo para el futuro. Ninguna imagen más que la del recuerdo, nada que diga que su hijo existió y dejó su huella. Para llenar ese vacío y  acompañar a las familias, nace Stillbirth en 2010 de la mano de Norma Grau, fotógrafa y licenciada en psicología.

Stilllbirth: Bebés que nunca pudieron ser fotografiados

Stillbirth

Conocí este proyecto hace muy poco, gracias al canal Love of Laura del que os hablaré más adelante, porque merece mención aparte, y me pareció un trabajo maravilloso. Triste, sí, pero muy grande a la vez.

Contacté casi inmediatamente con Norma Grau, el alma y el corazón que están detrás de la cámara y al frente del proyecto. Sentía la necesidad de contar su historia, su trabajo. De visibilizar y de mostrar un proyecto maravilloso que puede ayudar a muchas familias en el futuro como ya lo está haciendo hoy.

Me contestó enseguida, entusiasmada, amable y muy cercana. Me dio carta blanca para hablar de StillBirth, para contaros qué es y qué significa para muchas familias. Pero yo quería escucharlo de su boca, es su trabajo ¿quién mejor que ella para exponerlo?. Así que le propuse una entrevista que no le robara mucho tiempo, pero que sirviera como carta de presentación. Con el objetivo, también, de acercarnos a esa necesidad que muchos padres sienten al perder a su hijo. Esa necesidad de retratar, de decir “mi hijo estuvo aquí, fue importante y nunca vamos a olvidarle”.

Entrevista a Norma Grau sobre el proyecto StillBirth

¿Qué es StillBirth?

Stillbirth es un proyecto fotográfico dedicado a los bebés que nunca pudieron ser fotografiados (y a sus familias). Estas fotografías forman parte de historias reales de familias que están en duelo por sus bebés fallecidos. Las imágenes intentan transmitir las emociones naturales de un proceso de elaboración del duelo.

StillBirth

– ¿Cómo surge la idea?

Hace seis años conocí a una mamá que acababa de perder a sus dos hijas recién nacidas. Me contó que guardaban una cajita con las pequeñas cosas que habían sido de su niñas: sus ecografías, unas perchas pequeñitas en madera, su ropita sin estrenar… Y entendí que esa cajita simbolizaba todo lo que un día ella había imaginado que serían sus bebés. Todo lo que nunca llegó a suceder.

Pasamos la tarde viendo las cositas de sus peques, ella me iba contando todo, mientras yo sacaba fotos. Y a medida que ella hablaba, me dijo que se sentía mejor, porque era la primera vez que podía hablar de sus niñas. Y toda madre quiere y necesita hablar de sus hijos. Sobre todo cuando ya no están. Y allí empezó todo: me di cuenta de lo bonito que había sido poder regalarle a esa madre un momento con sus bebés, y una foto de ellas, aunque ellas ya no estuvieran.

StillBirth

– ¿Qué significa para ti este proyecto?

La mayoría de las familias que pasan por una muerte gestacional o neonatal no tienen ninguna fotografía de su bebé. La existencia de ese bebé no queda reflejada en ninguna imagen, y por ese motivo, a veces el entorno les niega el derecho a llorarle, ya que nadie le llegó a conocer. No fue presentado socialmente y no existen “memorias compartidas” de este niño.

Mediante este proyecto, con fotografías que muestran los objetos del bebé, las familias y todo aquello que les recuerda a su hijo, estos padres consiguen una imagen que representa simbólicamente a su hijo. Y gracias a estas fotografías pueden mostrar a su bebé al mundo: “Somos padres huérfanos, mis hijos han existido”

La fotografía tiene un gran valor emocional. Nos permite conectar con las emociones del momento capturado, nos permite recordar caras y sentimientos una vez han pasado los años.

Todos llevamos encima fotografías de nuestro seres queridos, pese a seguir vivos (o no). Estos papás merecen igual que todos, poder tener una imagen de sus bebés. Una imagen que les conecte son su paternidad y les permita volver a verlos siempre que lo necesiten.

Estos papás merecen igual que todos, poder tener una imagen de sus bebés que les conecte son su paternidad.

– ¿Cuáles son tus sentimientos cuando suena el teléfono y es una familia que solicitan tu trabajo?

Estas fotografías se realizan siempre a petición de las familias. Ellas contactan conmigo cuando se sienten preparadas, ya sea a través de sus Asociaciones de duelo, o de otras familias que les hablan del proyecto. Eso implica que han iniciado su duelo y que se encuentran en un momento de su proceso en el que consideran que estas fotos van a ayudarles a avanzar.

Stillbirth

– ¿Crees que en nuestro país, la muerte gestacional y perinatal es un tema tabú?

Este tipo de duelo es uno de los llamados “duelos silenciados” sobre todo en nuestro país. Las familias en duelo por sus bebés manifiestan que no se sienten validadas para llorar a sus hijos, ya que socialmente no se habla de la muerte gestacional o neonatal.

Poco a poco, dando voz a estos padres, se consigue que no sea algo tan invisible. Lo he notado con el proyecto. Hace seis años solamente se exponía dentro de las propias asociaciones de padres, y no había público externo. Poco a poco, otras entidades no relacionadas con el duelo se interesaron por él. Actualmente, se ha expuesto en bibliotecas, en centros de atención primaria, ayuntamientos… eso favorece a que personas que no han vivido este duelo, las puedan ver y abrirse a esta realidad.

Stillbirth

– ¿Cómo crees que ayuda a las familias inmortalizar en fotografías esos momentos tan duros?

De forma general, las familias a las que fotografío se sienten aliviadas al participar. Están cumpliendo con algo que tenían pendiente: le están dando a su hijo un reconocimiento palpable, están creando recuerdos nuevos con y para él y eso les reconforta.

Por lo general las familias manifiestan alivio, y aunque hay una gran mezcla de sentimientos, muchos dicen sentirse en paz después de hacer estas fotos. Los padres que acuden a mí ya suelen estar en un momento de su duelo en el que hablan de sus hijos con normalidad. Les reivindican y les hacen manifiestos ante otros.

No es que por hacerse las fotos pasen a hablar más de sus hijos pero sí que, según ellos mismos me comentan, les resulta mas fácil hacer entender a otros esa necesidad. Pueden mostrarles una imagen de sus hijos, tenerlas en casa, incluirlas en los retratos de familia, compartirla en redes sociales… y eso contribuye a una mayor visibilidad.

Stillbirth

– ¿Cómo podemos dar empuje al proyecto y contribuir a que siga creciendo?

Este proyecto lo llevo a cabo sin ánimo de lucro, pero mantenerlo activo supone unos costes básicos que a finales de 2016 eran demasiados como para asumirlos personalmente sin ayuda. Por ese motivo, junto con las familias se acordó que las sesiones pasarían a tener un precio simbólico de 30€ para evitar la paralización del proyecto.

Esta aportación se usa como donativo y sirve íntegramente para poder sufragar los gastos de desplazamiento, alojamiento, dieta, impresiones para exposiciones, etc… Se aceptan donativos y también se puede adquirir el libro del proyecto Stillbirth con las 100 fotos tomadas hasta 2016 para mantenerlo activo. Los beneficios de la venta servirán íntegramente para financiar los gastos del proyecto.

Sin lugar a duda, Stillbirth es un proyecto magnífico y muy necesario. Por un lado, para las familias y, por otro, para la sociedad. Para ayudar a sanar, para poder recordar, para decir “mi hijo existió, estuvo aquí y fue importante”. Que entendamos que no debemos crear tabú alrededor de la muerte gestacional o neonatal, si no que debemos acompañar en el duelo y no mirar para otro lado.

Mención especial: El canal Love of Laura

Como os comentaba al principio, conocí el proyecto Stillbirth a través del canal Love of Laura. A ella, la encontré de forma totalmente casual a través del gigante Youtube.

Cuando pisé su canal por primera vez, ella ya era una mamá en duelo. Acababa de perder a su hijo Gael a las 40 semanas de gestación. Lo sentí como ella lo transmitía, como un dolor infinito, como el dolor real de una madre si su hijo. Y sin embargo, también sentí admiración.

Admiración, sí, porque a pesar del dolor y de la rabia, Laura estaba en la red explicando cómo se sentía. Hablando cuando la mayoría calla, cuando la mayoría no quiere escuchar. No queremos oír hablar de los niños que mueren. No queremos asumir que esto ocurre porque sencillamente, es demasiado triste. Pero las familias necesitan hablar, necesitan que se reconozca su duelo.

Estoy segura de que las palabras de Laura y su experiencia ayudarán a muchas madres y padres en su situación. Ayudará, también, a ir poco a poco normalizando y sensibilizando a la sociedad.

Laura, si me lees, reitero lo que te dije una vez en tu canal: puedes y debes estar muy orgullosa.

Compartiendo este post, la web de Stillbirth o cualquier otra referencia, ayudas a llegar a familias que lo necesiten y a todos los que puedan y quieran contribuir. ¡Gracias!

Posts relacionados

1 comentario

  • Responder
    lucychibimundo
    May 30, 2017 at 8:01 pm

    Ay… he llorado leyendo este post. Que trabajo tan duro, formar parte de la historia de estas familias y que bonito poder darles esa paz que están buscando.Gracias por dar a conocer este proyecto.

Deja un comentario