Planes de año nuevo para compartir con nuestros hijos

planes de año nuevo con niños

Con la entrada de Enero solemos animarnos y hacer una lista de planes de año nuevo. En ella reflejamos los aspectos que queremos cambiar o mejorar de nosotros mismos y de nuestra vida.

Yo, al menos, mentalmente, aprovecho todos los Eneros para hacerlo. No soy ciertamente muy exigente porque la vida tampoco es ceñirse siempre a planes inamovibles, pero considero muy sano parar y reflexionar de vez en cuando sobre nosotros mismos.

Este año me apetecía además incluir en mi lista aspectos que quiero mejorar en la relación con mis hijos.
Creo que en el día a día, la rutina y las prisas devoran muchas veces momentos. Nos olvidamos de hacer parones y disfrutar verdaderamente de la vida.

Recordemos que nuestros hijos no van a ser niños eternamente, crecerán mucho antes de que queramos darnos cuenta.

Dejadme que os reseñe que el 2016 ha sido un año muy difícil para mí tal y como os comenté en el post El duelo, ese gigante.  El 2017 también ha comenzado de forma turbia en lo que a mi familia más cercana se refiere y reflexiono ¿somos verdaderamente conscientes muchas veces de que lo más importante, al final, es vivir y disfrutar?

Por eso, y porque siempre me gusta autoexaminarme con el nuevo año, por lo que decidí hacer una lista de propósitos para este año que deseo cumplir junto a mis hijos.

Planes de año nuevo para compartir con nuestros hijos

Todos los planes de año nuevo que me propongo en esta lista tienen un denominador común: se componen de tiempo.

Sólo hay que invertir tiempo, momentos e intentar salir un poco de la rutina del día a día para llevarlos a cabo.

1. Más contacto con la naturaleza

planes de año nuevo con niños

El contacto con la naturaleza nos hace libres. Esa debe ser una de las razones por la que a los niños les encanta.

También conectamos más entre nosotros porque mientras estamos en plena naturaleza, nos desconectamos de la tecnología (ordenadores, móviles y consolas).

Me apunto en mi lista de planes de año nuevo hacer rutas que sean adaptados para ellos, meriendas al aire libre y simplemente, paseos que nos hagan salir de nuestro círculo habitual de rutina.

2. Más fotos

planes de año nuevo con niños

Sí, sí, seguro estarás pensando ¡¿más?! Ya sé que con los móviles la fotografía está más presente que nunca, especialmente cuando nuestros peques están cerca. Pero ¿en cuántas de las fotos que les haces a tus hijos sales tú?

Muchas menos ¿no es cierto?

Me propongo salir mucho más en las fotos. A mis hijos les encanta que nosotros también nos pongamos y sé que en el futuro lo agradecerán tanto ellos como nosotros.

3. Más mancharse

planes de año nuevo con niños

Sí, lo reconozco, algunas veces me apetece mucho sacar las témperas, la plastilina o los pinceles y en el último momento me arrepiento porque pienso en el tema de la limpieza posterior y uffffff

Me he hecho con un par de mandiles estos días y una zona de fácil limpieza con un mantel de esos a los que sólo hay que pasarlos una balleta y, sobre todo, con un buen saco de paciencia ¡y al ataque!

A los niños les beneficia muchísimo el trabajo con todos estos materiales y les encantan. Con un poco de medidas previas para una fácil limpieza y mucho respirar hondo cuando nos entre el agobio, creo que merece mucho la pena lanzarse mancharse más.

4. Más cocinar

planes de año nuevo con niños

En la línea del anterior, es cierto que soy reticente a meter a los niños a la cocina. Especialmente entre semana que el tiempo es mucho menor y entre colegio, extraescolares, parque y duchas, se hace complicado.

Por otro lado, sé que a los niños les encanta participar en la cocina, por eso, me he propuesto una vez a la semana, hacer recetas fáciles donde puedan colaborar.

Los fines de semana son un buen momento para lanzar a los niños a la aventura del cocinar ¡y saborear los resultados!

5. Más cuentos

planes de año nuevo con niños

Yo misma pensé ¿más?

En casa somos devoradores de libros, pero creo que siempre hay hueco para alguno más durante la semana.

Aprovecharemos que los Reyes han sido muy generosos y tenemos muchos títulos nuevos en nuestra biblioteca infantil.

6. Más juegos compartidos

planes de año nuevo con niños

Los ratos que los niños juegan solos y tranquilos son un remanso de paz, eso es un hecho. Y los padres solemos aprovechar esos ratitos para poner lavadoras, recoger la mesa o simplemente descansar. Pero también es cierto que los niños gozan muchísimo cuando los padres los acompañamos en sus ratitos de juego.

Otro propósito para mi lista de planes de año nuevo: sacar un ratito cada día para jugar con mis hijos.

21 días para convertirlos en hábito

Y sí, ya sé que todo esto suena muy utópico y luego, en la realidad del día a día, es mucho más difícil de lo que parece llevarlo a la práctica pero creo que poco a poco, podemos ir incorporando estos buenos propósitos y merece mucho la pena ¿no os parece?

Además, dicen que hacen falta 21 días para adquirir un nuevo hábito. Quizás podamos hacer de todos estos buenos propósitos uno más en la rutina.

(Visited 76 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.