TDAH: Las vidas de Mario

12134d27fbae187ab4087b8cc69777dd

A lo largo de mi vida como madre he ido desmitificando y flexibilizando muchas cuestiones en torno a la maternidad. He aprendido, sobre todo, a intentar no juzgar y a entender que todos los padres hacen lo que consideran mejor para sus hijos.

Mis hijos no iban a ir a la escuela, iban a estudiar en casa porque el sistema escolar es insuficiente y poco respetuoso con los niños… hasta que mi mayor fue a la guardería primero y al colegio detrás y topó con dos profesoras en cada uno de ellos totalmente implicadas con su trabajo, empáticas, muy profesionales y totalmente implicadas con su trabajo.

Asumía que el TDHA era un invento de aquellos padres o profesionales que sólo quieren niños sentados que no molesten… hasta que mi hijo pasó una época terrible, durante el cual era incapaz de parar, de disfrutar de cosas como un paseo, un cuento o un puzzle. Él mismo me decía en ocasiones, “mamá, es que quiero parar, pero no puedo”.

Me preocupé muchísimo, sobre todo por él, porque le veía incapaz de relajarse ni 2 minutos a lo largo del día. Con el tiempo y el cumplir años, ha ido cambiando el carácter y fluyendo, pero si bien es cierto, que durante esta etapa de su vida contacté con mucha tribu y entendí que hay tantos casos como niños y familias, y que juzgar, de nuevo, sólo daña a aquellas familias que deciden hacer las cosas de una manera u otra y, una vez más, supe que todos los padres toman el camino que creen mejor para sus pequeños.

¿Existe el TDHA? durante mucho tiempo de mi vida, estaba convencida de que no, pero durante la etapa que os comentaba hablé con muchas familias, profesionales y amigos y entendía que existir, existe, otra cosa es que esté diagnosticado de forma correcta y se tomen las medidas correctas en torno a él. Aproximadamente, en nuestro país el 4% de la población tiene trastorno del déficit de atención e hiperactividad.

Las vidas de Mario

Si bien yo ahora camino sumergida en temas médicos con mis hijos por cuestiones ajenas a éstas, si veo determinante que en todo a lo que la salud de nuestros hijos se refiere exista un banco de información abierto para todos los padres que así lo requieran. La información es poder y es una ayuda determinante para tomar decisiones.

Por eso Shire ha creado la campaña Las vidas de Mario bajo el mensaje “todos somos partes del TDHA” con especialistas en éste tema y con el apoyo de más de 20 asociaciones de pacientes. Su objetivo es concienciar, recoger la opinión de los expertos y compartir experiencias entre familiares, educadores y profesionales sanitarios.

La campaña Las vidas de Mario busca justamente eso, concienciar por un lado, informar y mostrar esta realidad a la sociedad. Un rápido diagnóstico es básico, así como la aceptación, comprensión y respeto del entorno. Cuántas veces habré entrado con mi hijo en una tienda, o en un tren o un centro comercial y me han mirado fatal porque el niño no paraba de tocar, moverse o hablar, me hacían sentir realmente mal y el niño lo percibía.

La información es, al final, una fuente de poder, eso es innegable y una vez que uno dispone de ella es capaz de tomar decisiones, valorar y elegir en torno a ella ¿no os parece?

 

* Post patrocinado

(Visited 46 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.