La agotadoramente divertida bimaternidad

La bimaternidad, en general, es tremendamente divertida… y un pelín agotadora (sólo un pelín…), se suceden situaciones como cuando mi hija vomita como un grifo en el suelo y encima de mamá y mientras voy pasillo “alante” goteando leche regurgitada y antes de que me de tiempo a fregar el charco, mi hijo corre por ese mismo pasillo porque quiere más de lo que sea que esté haciendo para cenar (que se sigue cocinando al borde del tono negro carbón y sin que nadie lo vigile) y ¡catapúm! de morros contra el vómito de su hermana… estupendo, tengo 3 personas en casa bañadas en leche a medio digerir ¿por dónde empiezo? en este momento, además, mis dos hijos lloran a la vez, una porque está muerta de hambre después de vaciar el buche y otro porque aparte de tener hambre, también empieza a tener sentido del asco y se sabe bañado en vómito y claro, no le mola un pelo.

En otras ocasiones ocurre que no puedo tener a los dos enanos a la vista, más que nada, porque mi hijo mayor aprovecha que estoy dando teta (y sabe que no puedo salir corriendo en ese momento) para llevar a cabo algún plan que lleve urdiendo hace rato, y pasa que me cago de miedo e intento identificar los ruidos que me llegan para tratar de averiguar qué es lo siguiente que tengo que recoger, limpiar o arreglar y, a todo esto, mi hija se cabrea porque la teta se le escapa de la boca porque yo me he incorporado ligeramente en un intento desesperado de que mi hijo me conteste a la pregunta ¿Ramiroooo, qué haces cariño? pero nada, silencio absoluto por respuesta y miedo, mucho miedo.

También ocurre que aunque es imperceptible a simple vista, mi casa debe estar ligeramente inclinada hacia un lado, lo descubrí hace poco cuando trataba de dar un relajante baño a mi hija y, de repente, vi fluir por el pasillo un río que, con rápidos incluidos, se fue deslizando hasta llegar a a la habitación… Sí, el autor material es mi hijo mayor, que también está en la bañera en ese momento y ha decidido hacer un trasvase de agua y convertir el piso en una piscina, que ya estamos en Junio y apetece refrescarse.

La práctica de nuevas habilidades es otra de las cosas que haces cuando te conviertes en doble mamá. Aprendes a hacer cosas con una sóla mano, como atar cordones y vestir a tu mayor porque con la otra estás sujetando a tu nuevo bebé que, lógicamente, quiere tener a mamá cerca.

Aprendes contorsionismo, por ejemplo cuando en la cama tu hija, colocada a tu derecha, quiere teta y tu hijo, colocado a la izquierda, quiere que leas un cuento… parece fácil pero requiere práctica, no os creáis.

Aprendes a empezar a prepararte una hora antes de salir de casa, porque tendrás que cambiar pañal al bebé (probablemente un mínimo de dos veces porque decidirá hacerse caca justo cuando vayas a abrir la puerta de casa), peinar al mayor, dar teta al bebé, calzar al mayor, confirmar que llevas pañales y toallitas para el bebé, cambiar la camiseta al mayor que se la ha manchado de yogurt mientras comprobabas si llevabas toallitas y pañales para el bebé, dar teta al bebé que tiene hambre otra vez… y cuando por fin estás a punto de salir de casa te miras de reojo al espejo de la entrada y ves que no te has peinado en todo el día, porque sencillamente no te ha dado tiempo, y corres a hacerte una coleta alta importándote poco o nada que se te vean las canas y oyes a tu hija llorar porque está harta de esperar en el cuco sin ver movimiento, te asomas y ves a tu hijo meciendo el carro y hablándole a la hermana, que de repente deja de llorar y sonríe de oreja a oreja al ver a su hermano asomar por las alturas, oigo una carcajada, vuelvo al baño y mientras termino de peinarme, sonrío yo también y entiendo que por muy agotador que sea la doble maternidad, es agotadoramente maravillosa y divertida, muy divertida.

 

(Visited 59 times, 1 visits today)

3 Comments

  1. laura Jun 8, 2015 at 11:21 am

    ¡Jooooder, Elena! ¡Qué poderío! De tener esa pequeña locura y saber vivirla de manera tan genial, digo. Espero que cuando me toque, sepa hacerme a la situación la mitad de bien que tú! Porq esq encima te duchas varias veces al día, y posteas! Ya te lo dije por Twitter, supermadre power totaaaaal!! Un besazo!!

    Reply
  2. Mamá Jumbo Jun 9, 2015 at 10:26 am

    Me encanta, me veo totalmente reflejada en lo que cuentas, y es verdad, es agotador, pero totalmente maravilloso, no lo cambio por nada. Besos

    Reply
  3. Débora Hernández Nov 6, 2015 at 10:01 pm

    Ufffff, me he visto reflejada en todas y cada una de las situaciones que describes jajajaja
    La vida…… ?

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.