¿Qué significa un parto respetado?

En la semana mundial del parto respetado, me he parado a tomar aire y darle vueltas a la cabeza sobre ¿qué significa un parto respetado? Puede ser que para algunas mujeres sea básico estar acompañada y no le importe tanto, por ejemplo, que le hagan tactos regulares durante la evolución del parto. Para otras mamás, puede ser de máxima relevancia el hecho de que no la separen de su hijo y no la importe el uso de monitores durante el proceso de dilatación.

Habrá otras mamás (entre las que me incluyo) que simplemente quieren la mínima intervención externa durante el proceso de su parto y los momentos inmediatamente posteriores, y creo que eso es lo ideal. Pero siempre, siempre, debe primar los intereses y deseos de la parturienta así como el respeto por ella, por el parto en sí y por su futuro bebé.

Hemos llegado a un punto en el que hemos entregado nuestros partos, los hemos entregado a extraños vestidos de uniforme, muchas veces hostiles y poco respetuosos con el proceso en sí y con la parturienta, y que consideran el parto como una enfermedad.

Hemos olvidado que un parto empieza cuando el bebé decideque no hay que provocarloque las cesáreas están para salvar vidas, no para poner a las embarazadas en agendaque la oxitocina sintética no sólo no es necesaria, si no que es peligrosa.

Hemos perdido el poder de parir, hemos olvidado que sabemos hacerlo pues lo llevamos escrito en los genes, que es nuestro poder más antiguo, brutal y salvaje, más mamífero y más natural.

Mi parto, del que aún no me he recuperado a nivel emocional y psicológico, será siempre una cicatriz no sólo a nivel físico, si no mucho más adentro. Pero también, mi parto me enseñó y me dio poder. Poder para elegir en el futuro, poder para saber todo lo que no quiero que se repita jamás, poder para informarme y para poder decidir.

Lo único que lamento, es no haberme informado antes de parir y no después, pero agradezco todo lo que, a pesar de todo, he aprendido con mi dura experiencia.

Agradezco que existan asociaciones como El parto es nuestro que hacen una encomiable labor y agradezco que, por fin, parezca que estamos despertando.

Es hora de recuperar nuestra naturaleza, nuestro instinto y nuestros partos, aquí y ahora.

Lámina parto respetado

(Visited 157 times, 1 visits today)

2 Comments

  1. nadia May 20, 2014 at 11:41 am

    Algo tan importante como un nacimiento se convierte en una situación traumática en varias ocasiones me da mucha pena. Por suerte tengo buen recuerdo de los mios, pero como tú en el primero no me informaron de todas las posibilidades para tener un parto a mi medida, con el segundo en cambio yo sabía a lo que iba y cómo lo quería, y por fortuna pude estar en casa hasta el último momento, que fue llegar y tener a mi pequeño, sin tiiempo para calmantes ni pinchazos innecesarios. También tengo que decir que me tocó una (para mi criterio) buena matrona.

    Reply
  2. Maier May 25, 2014 at 9:09 pm

    Te dejo una entrada que escribí en mi blog sobre lo que supuso para mí un parto no respetado.
    Como bien dices, ya no hay vuelta atrás, pero aprendes a raiz de una mala experiencia que existe una alternativa.
    1mamaenpracticas.blogspot.com.es/2014/4/las-marcas-del-parto.html

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.