Macondo siempre será.

Cuando tu escritor favorito se marcha, sientes un vacío agridulce…

La tristeza de saber que nunca se volverá a sentar a escribir, la alegría de saber que sus letras estarán siempre en mi estantería.

Siempre quise decir: ¡Gracias Gabo!

Gracias por Macondo, por los Buendía, por El Coronel, por Florentino Ariza y Fermina Daza, por tus putas tristes, por Sierva María de Todos los Ángeles… y, en definitiva, por tu pluma.

Por darnos magia, pasión y lágrimas. Por enredarnos y por acariciarnos con las palabras, por darnos la oportunidad de volar lejos.

Macondo siempre será.

Macondo

 

(Visited 38 times, 3 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.