Redescubrir el mundo de la mano de un hijo.

Pocas cosas tan maravillosas 1

La RAE define el concepto redescubrir como volver a sentir interés por algo o alguien que se había olvidado, y en mi caso, es una definición perfecta, pues yo misma estoy redescubriendo el mundo de la mano de mi hijo.

Después de disfrutar una tarde entera de Domingo de juegos en el parque con mi hijo, sin más acompañamiento que nosotros mismos, sin móviles, sin juguetes, sin esperas y sin prisas, descubrí, que una de las mejores cosas que me han dado la maternidad, sin duda, ha sido redescubrir el mundo junto a mi hijo.

Recordar que hay múltiples detalles maravillosos que a nosotros se nos pasan por alto, como el crujir de las hojas en otoño o  las mariposas que vuelan casi rozándonos los brazos.

Recordar antiguas y ya olvidadas pasiones, como saltan en los charcos, embadurnarse de arena, correr sin control, dar volteretas o tirarse por el tobogán sin parar.

Recordar que las cosas materiales no tienen más valor que el que le queramos dar  y que no son nada comparable a un abrazo, un beso y un millón de carcajadas juntos.

Recordar que cada instante es oro y que las ganas de jugar no se pierden jamás.

Recordar que enfadarse no vale la pena, que los malos momentos no se coleccionan, se olvidan.

Gracias hijo, porque me había olvidado de lo realmente importante de esta vida, que no es otra cosa que apreciar los pequeños detalles, que son aquellos que en realidad nos hacen grandes. Entender que, como dice un buen amigo, estamos aquí para compartirnos, uno sólo no vale nada, nuestro destino está en los demás (Gracias Andoni :)).

(Visited 43 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.