Leches de crecimiento ¡Cuidado!

leche-de-vaca

Cuando mi hijo empezó a la alimentación complementaria surgieron muchas dudas y aunque yo no tenía intención de darle otra leche que no fuera la mía, nuestro pediatra (al que tengo gran admiración y me parece un excelente profesional) nos advirtió que las leches de crecimiento no eran una buena idea, y me resumió su composición así: leche más azúcar, mucha azúcar.

Decidimos, por lo tanto, que si en alguna ocasión queríamos darle, por ejemplo, una leche con galletas, la primera opción sería sacarme la mía propia, y si no, utilizar la leche familiar, semi-desnatada (para que no sea tan grasa) y despreocuparnos de las leches de crecimiento que aparte del precio excesivo que tienen, no me resultaban en absoluto convincentes.

Ahora, la OCU se acaba de pronunciar sobre este tipo de leches de crecimiento y su conclusión ha sido la siguiente: no son necesarias.

El informe de la OCU es claro y concluyente, después de revisar la composición de 15 leches de crecimientos distintas, han determinado que su composición es muy similar a la leche de vaca normal (no así su precio) y lo único que aportan extra es un alto grado de azúcares tan innecesarias como poco adecuadas.

La OCU advierte, además, que el precio medio de un cartón de leche entera es de 0.77 euros, el de la leches de crecimiento, de 2,20 euros las que son en polvo, y de 1.60 euros las que son líquidas ¡Ojo! Que estamos hablando de más de un euro de diferencia por litro de leche… ¡Menudo negocio! ¿Verdad? Una media de 600 a 1400 euros de diferencia en los dos años en los que supuestamente es recomendable dar este tipo de leches de crecimiento (desde los 12 meses a los 3 años).

¿Cuál es, entonces, el beneficio de esta clase de productos? Está claro, para el empresa que la fabrica, el precio, para el consumidor ninguna.

Una vez más, se desenmascara cómo nos hacen creer (y pagar) productos que nos venden cómo necesarios y que en realidad no sólo no lo son en absoluto, si no que, incluso, pueden ser perjudiciales.

Recuerdo, que la OMS recomienda la lactancia materna hasta los dos años y de ahí en adelante, hasta que la madre y el hijo lo deseen y que, por supuesto, la mejor opción, antes que la leche de crecimiento y la leche de vaca sigue siendo la leche de mamá.

(Visited 87 times, 1 visits today)

3 Comments

  1. Raquel Rodríguez Nov 25, 2013 at 11:55 am

    Vaya tela…¿ entonces…puedo darle leche de vaca normal ya? yo es que claro para la guarde le llevo leche de crecimiento para sus desayunos..pero visto lo visto…pero cuadno está conmigo a leche que toma es la teta. De las cosas que nos enteramos gracias a tus post!
    Besitos teta

    Reply
  2. La aventura de ser mami Mar 18, 2014 at 11:26 pm

    Lo que el instinto…nosotros le hemos estado dando la de al mirón en polvo hasta hace un par de semanas. Nuestra niña tiene casi 3 años. Compramos una vez la de continuación y a la niña no le gustaba. Esta vez hemos empezado por la desnatada nuestra y sin problema. Pero hasta yo cuando probé la de continuación me pareció demasiado dulce y no se la volví a dar. Leyendo esto me alegro!

    Reply
    1. La aventura de ser mami Mar 18, 2014 at 11:28 pm

      También decir q sí encuentras la leche en polvo a buen precio, no hay mucha diferencia en precio/litro entre esta, más completa y las de continuación en tetrabrik azucaradas

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.