Mi hijo está apunto de cumplir sus tiernos 2 años y me he dado cuenta de que nunca me he parado a hablar de mi propia lactancia en el blog, y creo que la razón es muy sencilla: Lo he visto siempre como algo tan natural y espontáneo que simplemente me he dejado llevar todo este tiempo, la leche fluyó desde el principio  y con ella, mi hijo y yo.

Desde los 7 meses de embarazo, muchas mañanas me despertaba con la camiseta mojada de calostro. Era una sensación desbordante y extraña, pero ahí estaban, mi cuerpo se estaba preparando para alimentar al cachorro que aún crecía en mis entrañas.

Después, cuando un 14 de Septiembre me convertía en madre a través de una (ine)cesárea, en el hospital no me lo pusieron nada fácil. Tras una separación de más de dos horas, a mi hijo le calzaron un biberón con menos de una hora de vida ¡Y se quedaron tan agustito ellos!

El siguiente punto de referencia que recuerdo fue cuando con tres meses estaba segura de que me estaba quedando sin leche, pero a pesar de ser una novata total y no estar informada sobre el tema, el instinto me decía que algo no cuadraba ¿Cómo mi cuerpo de repente va a dejar de producir? No era lógico. Aún así, compré un bote de Leche de fórmula (por si acaso) y me puse en contacto con TODAS las asociaciones de lactancia de España, les expuse mi caso y esperé respuesta.

El bote de leche de fórmula sólo sirvió para acumular polvo en la despensa y meses después lo tiré entero. Lo único que estaba ocurriendo es que estábamos atravesando un brote de crecimiento, el cual, se fue igual que vino, con mucha teta.

A los 4 meses mi pediatra me instó a darle biberón de fórmula antes de dormir, porque según él, despertarse cada tres horas por las noche para mamar no era normal. Le dije que no contemplaba esa opción y le propuse hacerle biberones de cereales con mi propia leche, y así se quedó la cosa.

Aparte de que por pura desinformación no fui conscientes de que hay que dar lactancia exclusiva hasta los 6 meses (cosa que no me va a volver a pasar) mi hijo detestaba los biberones y daba dos chupadas y me decía que para mí, que él quería teta ¡Chico listo ;)!

Desde ahí, la lactancia ha sido una parte de mí. Natural como el respirar y una parte más de mi condición (empoderada) de mujer.

He tenido grietas y una mastitis, pero ambas se resolvieron con total sencillez, de hecho, fuera del Purelán y del sacaleches (que me ha servido como un complemento fantástico en varias ocasiones) mi lactancia ha sido una parte más entre mi hijo y yo, tan lógica y previsible como los abrazos o los besos.

Es tan importante la lactancia para mí y me resulta tan apasionante, que actualmente me encuentro en formación para ser Asesora de lactancia y espero poder ayudar a todas las mamás y papás que necesiten apoyo para disfrutar de esta increíble condición de la crianza. Además, desde mi blog y mis redes sociales difundo y apoyo la teta de forma constante e incodicional ¡Ya me conocéis ;)!

A día de hoy, la lactancia suma y sigue, y no tengo ninguna prisa por dejarla. Es cierto que sufro últimamente de agitación del amamantamiento, pero nada que no se resuelva de forma relajada, conectando contigo mismo y con tu hijo, sabiendo que esto no es el fin de la lactancia, ni mucho menos.

Cuando llegue el destete, seguramente eche de menos esta parte de mí. Esta parte maravillosa, que emerge desde mi más profundo ser, que fluye y que alimenta, consuela y protege, fuente de salud y caricias, de risas y placer infinito para todos.

Y, muy seguro, echaré de menos la cara de mi hijo sonriéndome desde mi pecho, acariciándome y besándome tras la toma, como diciendo: GRACIAS MAMÁ POR AMAMANTARME. Pero ¿Quién tiene prisa por destetar? ¡Sigamos disfrutando!

Mis dos años de lactancia… ¡Y lo que queda!

34 Comments

  1. Ruth Martín Sep 5, 2013 at 10:55 am

    Me has hecho soltar una lagrimita de la emoción. Y también porque ando sensible con el tema destete por culpa de los comentarios a raíz de mi “sombra”, la que os conté en mi blog.

    Gracias por esta inyección de ánimos que ha sido sin que siquiera lo supieses al escribirlo :-*

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 8:46 am

      Gracias a ti reina, porque comentarios como el tuyo son los que hacen que realmente valga la pena (y mucho) sentarse a escribir :**

      Reply
  2. Let Sep 5, 2013 at 11:04 am

    Me ha encantado Elena! Precioso, sí señor!

    Reply
  3. Sagra González Sep 5, 2013 at 11:17 am

    Que bonito! Nosotras llevamos 20 meses de feliz lactancia y aunque ya hemos recibido algún comentario del tipo “Todavía con la teta?” nosotras seguimos felices y contentas y durará hasta que mi pequeña quiera.

    Un beso y gracias por tu lucha. 😉

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 8:59 am

      Pues que vosotras estéis felices es lo realmente importante 😉 ¡Enhorabuena por esa lactancia y ánimo :)!

      Reply
  4. Marta Perez Sep 5, 2013 at 11:28 am

    Nosotras seguimos. es tan natural y tan fácil con mi peque!

    Reply
  5. sandra Sep 5, 2013 at 11:43 am

    Muy bonito!

    Llevo un año dando el pecho a mi enana, fue exclusivo hasta los seis meses. Ahora me está surgiendo una duda muy grande y es que por el día ya asi no quiere teta, la doy en la hora de la merienda un poco, pero no toma ni 10 minutos, por la noche es cuando se agarra, justo antes de dormir, se duerme en mi teta, y a lo largo de la noche también se engancha una vez por lo menos, si duerme mal más veces, practicamos colecho. Por las mañana me suelo sacar 150 ml de leche para darle los cereales de la noche y por la noche me saco unos 130 o así para darle los cereales de la mañana. Mi duda es que a veces tengo problemas para conseguir esos 150 ml, y pienso que si al no estar la niña como antes, se me esté retirando la leche, sin ir más lejos esta mañana me he sacado sólo 120 ml, tendré que sacarme un poco antes para que tome los 150 ml que se suele tomar. Como soy totalmente nueva en esto, no sé si se puede hacer algo para que no se me retire y pueda darle mi leche. En fin apoyo la lactancia materna 100% y me encanta cuando esta mamanado se quita me mira y dice “mmaaammmaa” me derrito

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:35 am

      Sandra, Enhorabuena por tu lactancia 🙂 Quiero decirte que no te preocupes, el destete por voluntad del niño es el más respetuoso y natural que existe, de todas formas, si tu hija sigue mamando tú seguirás teniendo leche, además, las tomas nocturnas son las más importantes así que si tú niña sigue mamando por las noches, estupendo.

      Si tienes más dudas, puedes escribirme y estaré encantada de ayudarte en todo lo que pueda 🙂

      ¡Un abrazo!

      Reply
  6. Teresa Villegas Martin Sep 5, 2013 at 1:33 pm

    La lactancia es una de las mejores cosas que para mi tiene la maternidad..me encanta verle la carita a Ulises con su bca medio sonriendo pr sn.soltr el pezón y como sabras lo que me a costado establecer esta lactancia pr lanos 7 meses y los q ns queda..Athenea esthvo hasta los 2años cn destete natural..mil besos preciosa @teruchiiii

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:36 am

      Estoy totalmente de acuerdo, esas caritas sonriendo desde tu pecho, pocas cosas comparables 🙂

      ¡Un abrazo!

      Reply
  7. Sindara Mum Sep 5, 2013 at 3:33 pm

    que suerte que os vaya tambien! que envidia sana! yo con el próximo juro y perjuro que lo daré todo por aguantar más, si ella o él me dejan claro… me encantaría seguir asi con mi niña, pero tenemos tan poca información y tan poca ayuda… felicidades, besos y abrazos

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:37 am

      La información es poder Sindara, no sé qué ocurrió en tu anterior lactancia, pero la próxima vez, si quieres dar teta ya sabes, rodéate de asesoras y de información y verás como todo fluye 🙂

      ¡Un abrazo!

      Reply
  8. Pepita Pérez Sep 5, 2013 at 4:54 pm

    ¡Qué bonito Elena!
    Me he sentido idenficada en ocasiones durante tu relato. También tuve una cesárea(aunque en mi causa sí que estaba justificada, mi ginecólogo lo hizo cuando no hubo más remedio y mí hijo y yo peligrábamos),pero no me lo subieron hasta varias horas después; le enchufaron biberón y chupete sin mi consentimiento. Me sentí abandonada: daban por supuesto que al tener una parto tan complicado que finalizó con cesárea de urgencia no iba a dar el pecho. Luché y luché: sin apoyo, sin información, y al final salimos adelante.

    Nuestra lactancia ha durado casi 14 meses; él fue el que decidió ponerle fin, y con todo el dolor de mi corazón lo acepté, pero tengo la satisfacción de que ha sido él el que ha tomado la decisión.

    Un abrazo guapa!

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:40 am

      Hola cariño:

      Enhorabuena por tu maravillosa lactancia, tu ejemplo es uno más de que querer es poder 🙂 Y aunque dejas atrás una etapa y es normal que sientas nostalgia, el destete natural es lo más respetuoso para con tu hijo, así que sólo puedo decir, de nuevo, que enhorabuena por haberlo conseguido y haberlo llevado hasta que tu hijo ha querido 🙂

      ¡Un abrazo!

      Reply
  9. Monstrua Sep 5, 2013 at 10:15 pm

    Precioso 🙂

    Olé por haberte buscado las mañas para salir adelante, enhorabuena!!

    Reply
  10. Mamá Merlin Sep 6, 2013 at 2:20 am

    Felicidades!! Mi peque tiene 13 meses y desde el inicio ha sido fabulosa la lactancia, ni grietas ni mastitis… Desde los seis meses de embarazo vi como fluía leche de vida de mis pechos y supe que estaba preparada para amamantar, nada ni nadie me detendría y hasta el sol de hoy seguimos, por eso creo que también añoraré la lactancia cuando el destete sea un hecho. Ha habido momentos difíciles como la agitación del amamantamiento, que de verdad pensé que jamás me sucedería, pero como te comenté he podido superarlo. Que bonito relato, me da ánimos para continuar. Abrazos

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:44 am

      Muchísimas gracias por tu comentario ¿Sabes? Me has emocionado mucho :_) Muchísimas gracias por tus palabras :** Qué maravilla que la lactancia cruce en mi camino gente como tú 🙂

      Reply
  11. Raquel Rodríguez Sep 6, 2013 at 7:47 am

    Que bonito teti!!! me has emocionado y todo. Pues si no hay prisa para nada, la verdad que cuando tienes tantas deificultades y llegas a este punto te sientes super orgullosa de haberlo conseguido e ignorado a todos aquellos que pareceía que lo único que querían era que dieras un bibe. Es una vergüenza, que el personal sanitario esté tan desinformado en cuando a LM se refiere…
    Un besote cariñete y felicidades por esa lacatancia.

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:49 am

      Pues sí cariño, es una auténtica vergüenza, pero es increíble lo que oigo últimamente, parece que en lugar de irse informando más, van para atrás con este tema, una pena.

      Un besote :**

      Reply
  12. planeandoserpadres.com Sep 6, 2013 at 11:52 am

    Hoy en día ¡2 años de lactancia materna debe ser todo un récord! Y más con las situaciones que has tenido en contra. A mí durante el embarazo también se me escapa calostro de vez en cuando (pero poca cantidad) así que a ver si tengo éxito y, aunque no logre mantenerla tanto tiempo como tú, al menos pueda llegar a los 6 meses.

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:53 am

      Yo, personalmente, no lo veo como un récord (Aunque para la sociedad en general sí lo sea) si no que como te digo, es algo natural 🙂 Ánimo con tu lactancia porque ya verás que es mucho más fácil y natural de lo que parece y mantenla hasta cuando tú quieras 🙂

      Reply
  13. laprincesitaaventurera Sep 6, 2013 at 3:06 pm

    Muy bonita tu historia ^^ Yo llevo ya 7 meses y medio, y la verdad es que no descarto lo de hacerme asesora… ya iré viendo si puedo, pero me parece una labor importante hoy en día con tanta desinformación y lactancias frustradas!

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:54 am

      Pues anímate, es una labor preciosa y muy gratificante 🙂

      Reply
  14. Mamide2soles Sep 6, 2013 at 10:47 pm

    Precioso post. Nosotras vamos ya por 20 meses de lactancia y tan a gusto. A mi peque mayor le gustó tanto su teta que duró casi 4 años. Se destetó solito. Para mí la lactancia ha sido y es un regalo. Disfruto haciéndolo.
    Yo es lo que digo siempre, da teta quien quiere y lo desea.
    Felicidades por tu lactancia.

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 9:55 am

      No puedo estar más de acuerdo 🙂 ¡Enhorabuena por tu lactancia no interrumpida con el mayor y que disfrutes mucho la actual! Un abrazo 🙂

      Reply
  15. cuestiondemadres Sep 7, 2013 at 11:49 am

    qué bonito post… yo ya conté en su tiempo mis dos lactancias.. muy diferentes la una de la otra y con mucha pena acabo de escribir el final de la segunda, después de 26 meses que se me han hecho cortos… ojalá os dure y sigáis disfrutándola… yo la echo mucho de menos.. besos

    Reply
    1. Elena Mamirami Sep 12, 2013 at 10:26 am

      Muchas gracias preciosa :** 26 meses es toda una maravilla, y entiendo que estés triste, yo sólo de pensarlo también me pasa, pero es lo más natural y lo mejor para ellos, ya sabes 🙂

      Un besazo enorme 🙂

      Reply
  16. Araceli Sep 14, 2013 at 7:44 pm

    ¡¡¡Enhorabuena!!

    Yo estoy amamantando a mi pequeña de tres meses, después de haber tenido una experiencia de amamantamiento de 18 meses con mi hijo mayor y de 40 meses con el segundo.
    Lo más dificil fue el primero, lo demás viene rodado porque en mi caso era la y soy la única de mi entorno con lactancias prolongadas, ya que todo el mundo recuerda sus experiencias de 15 días como mucho, como traumáticas.
    Yo, al igual que tu, lo tuve muy claro desde el principio y estoy encantada.

    Un abrazo y enhorabuena a ti y a todas las” mamás vacas”

    Reply

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.