Un cuento de gigantes avaros y niños con dolor de tripa

Dejadme que os cuente un cuento, pero no un cuento cualquiera, no tiene final feliz, ni caballeros ni princesas…

Es la historia de cómo un gran gigante feo y malvado se come a los niños de países lejanos obligàndoles a beber un sucio y malévolo brebaje privándoles de la rica y dulce leche que sus mamás tienen especialmente para ellos en sus pechos de oro.

La triste historia comienza cuando este gigante malo y feo les cuenta mentiras disfrazadas de historias preciosas y les dice a las mamàs que lo mejor para sus hijos, es el sucio y malévolo brebaje que él mismo prepara.

Les habla de reinos maravillosos donde las mamás adineradas y de postín, le dan esos mismo brebajes a sus hijos y éstos crecen felices y sanísimos y claro, ¿No van a ser ellas menos, no?

Incluso, si el gran gigante está de buenas, les regala botes de su brebaje gratis ¡ Ooohhhhhh ! Pensarán ustedes, ¡ Qué gigante más bueno y generoso !

Pues no se equivoquen, pues cual madrastra con Blancanieves, esta manzana también tiene truco, pues sólo sirve para que un poco de tiempo después, el gigante bueno y generoso se convierta en avaro y egoísta y cierre su cajón de brebaje gratis y obligue a las mamás a empezar a pagar por el.

Y ustedes se preguntarán ¿Porque cuando el gigante se convierte en avaro, esas mamás no le dan la rica y dulce leche de sus pechos de oros a sus lindos bebés?  Pues porque el gigante, que de tonto no tiene un pelo, sabe que esa rica y dulce leche, si no se consume inmediatamente después de nacer, desaparece y ya no puede ser tomada por los pequeños y hambrientos bebés… ¡ Qué pena ! ¿Verdad?

Entonces, sin el brebaje gratis y con sus pechos vacíos ¿Qué hacen esas pobres mamás? – ustedes se preguntará –

Pues las pobres mamás, se quedan muy tristes… e intentan hacer todo lo posible por seguir adquiriendo el brebaje a toda cosa, aunque eso signifique que no puedan comer ellas mismas… ¡ Qué pena ! ¿Verdad?

Además, ese sucio brebaje, además de estar malísimo, necesita un biberón y agua para que funcione correctamente, y en aquellos países lejanos es tan difícil encontrar agua potable, que muchas mamás optan por utilizarla de charcos o otros sitios peores, y será agua igual de fea y sucia que su brebaje.

Además, ustedes pensarán ¿Tampoco podrán lavar los biberones, verdad? ¡ Efectivamente !

Con lo cual, al final, tenemos brebaje sucio y malévolo + agua sucia + biberones sucios… ¿Saben a que es igual todo esto, queridos lectores? A niños enfermos, que no sólo no han disfrutado de la inmunidad que da la rica y dulce leche que sale de los pechos de oro de sus mamás, si no que además, en brebaje sucio, con agua sucia en biberones sucios, los pone muy muy malitos, con dolores de tripa y diarreas en un país, donde la asistencia médica es muy deficiente o nula…

Señoras y señores, si cambian ustedes al gran gigante feo y malvado con algunas empresas de leche artificial ( con nombres y apellidos, hablaríamos, entre otros, del gran conocido Nestlé) si cambian países muy lejanos, por África y América del Sur (entre otros) y al sucio y malévolo brebaje por lactancia artificial, entonces, el cuento se vuelve realidad. Una realidad que mata a 4000 bebés cada día por consumir leche en polvo mezclada con aguas insalubres o biberones sucios.

4.000 niños cada día que hoy estarían vivos si el gigante feo y malo no se interpusiera, y hubieran bebido la rica y dulce leche de los pechos de oro de sus mamás.

Cifras proporcionadas por UNICEF.

(Visited 52 times, 1 visits today)

16 Comments

  1. Raquel Feb 19, 2013 at 3:45 pm

    Que triste me parece…

    Reply
  2. Silvia Feb 19, 2013 at 3:55 pm

    Lo que hace el ansia de dinero madre mía…

    Reply
  3. cuestiondemadres Feb 19, 2013 at 7:50 pm

    un cuento muy triste pero más triste es que sucede en realidad… poderoso don dinero 🙁

    Reply
  4. MIA C. Feb 20, 2013 at 1:02 am

    Pelos de punta, pufff q horror, pobres madres 🙁 , no sólo las privan de alto tan bonito como la lactancia, sino q además enferman dia bebés.:(

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Feb 23, 2013 at 12:31 am

      Es una auténtica pena, me gustaría pensar que está realidad se puede y se va a cambiar 🙁

      Reply
  5. Monstrua Feb 20, 2013 at 4:39 pm

    Uf… lo que hace el dinero… y la falta de escrúpulos.

    Reply
  6. faznha Feb 22, 2013 at 11:39 am

    boicot a nestle

    Reply
    1. faznha Feb 23, 2013 at 10:10 am

      En mi casa no entre nada de nestle desde hace años ya, por lo menos yo pongo mi granito de arena 🙂

      Reply
    2. Elena Mejías Sánchez Feb 23, 2013 at 10:38 am

      Haces pero que muy bien 🙂 Yo desde que me he enterado de esto tampoco pienso volver a comprar nada… Además de todo, encima, utilizan transgènicos…

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.