Imagen vía: Ana Álvarez Errecalde

El otro día soñé que volvía a estar embarazada de nuevo, me encontraba en los días previos a dar a luz, pero todo era muy diferente. No me sentía presionada ni agobiada por haber pasado la semana 41, ni por un peso excesivo (e irreal) del cachorro, no sentía el miedo que suponía una cesárea programa, y, sobre todo, no me sentía anulada como mujer como cuando el ginecólogo me dijo que no podría parir sola, que mis caderas no eran lo suficientemente anchas, que necesitaba una cesárea porque mi niño venía enorme…

Aún hoy, casi 14 meses después, siento que violaron mi libertad, siento que me inundaron de miedo, me caparon la decisión de parir, me hicieron creer que no podría.

No me dejaron tener un parto natural, y, por increíble que parezca, la cicatriz de la cesárea va mucho más allá de la meramente física.

Siempre me había preguntado porque existían grupos de apoyo a mujeres con cesáreas ¡¡Qué tontería !! – pensé, lo importante es que nazca, ¿qué más da como? Ahora veo, reflexiono, siento, rabio y comprendo.

Mi hijo nació por cesárea programada en la semana 41.6, le empujaron para bajarle (pues aún seguía muy alto, costumbre que tienen los bebés cuando no ha llegado el momento REAL de nacer) le sacaron de mis entrañas y se lo llevaron. Le dieron un biberón. Le vacunaron. Lo dejaron solo en una cuna durante más de dos horas. Yo estuve sola en todo momento, ni con mi hijo, ni con mi marido, nadie acudió a decirme cómo estaba mi bebé.

Pero mi parto robado va mucho más allá, aún cuando la cesárea hubiera sido realmente necesaria (cosas que hoy en día pongo en duda seriamente) podría haber sido mucho más humana, podrían haber dejado a mi marido a mi lado, eso habría cambiado mucho las cosas, me hubiera tranquilizado, me habría dado fuerzas, y podrían haber dejado a mi hijo conmigo en todo momento.

¿Por que nos separaron? Nunca lo entenderé. Si el bebé está sanos, no hay sentido para separarlos, y si no lo está, necesita a su madre más que nunca.

Yo he conseguido una lactancia plena y exitosa, pero no me lo pusieron nada, nada fácil, dándole un biberón al cachorro nada más nacer, llevándomelo más de dos horas después de nacer y sin ningún asesoramiento durante nuestra estancia en el hospital.

Aunque no me planteo tener otro hijo a corto plazo, voy recavando información constantemente, viendo vídeos, acoplándome a asociaciones defensoras del parto natural, leyendo… y una cosa tengo clarísima, si vuelvo a tener un hijo, tendré un parto natural, muy natural, a ser posible en casa y sólo aceptaré cesárea en un caso extremo, y, por supuesto, no en el hospital donde di a luz al cachorro, donde no entienden absolutamente nada, nada, nada de partos naturales y humanizados.

24 Comments

  1. Mami A tope Oct 27, 2012 at 10:42 pm

    Buf que terrible….no deberian existir estas situaciones tan deshumanizadas!!!Animo para el proximo! Besos de chocolate

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Oct 29, 2012 at 2:34 pm

      Muchas gracias por los ànimos y los besos , son la mejor parte de mi blog 🙂

      Reply
  2. Nuria Oct 28, 2012 at 7:24 am

    Siento que hayas tenido que pasar por algo así.
    Mucho ánimo.
    Un beso y feliz domingo

    Reply
  3. Anonymous Oct 28, 2012 at 9:25 am

    A mi tambien me robaron mi parto , hicieron lo que les dio la gana y como les dio la gana … Y solo han conseguido que reniege del parto hospitalario .

    Despues de una cesarea el parto vaginal es posible y seguro , busca una doula , busca todo el apoyo necesario para que respeten el parto y sobro todo respeten el noble acto de parir

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Oct 29, 2012 at 2:38 pm

      Hacen lo que sea por su propia comodidad, anulàndonos como mujeres perfectamente capaces de parir, tratàndonos como enfermas, y sin ningún respeto hacia aspectos bàsicos como la no separación.

      Espero poder tener un parto vaginal en un futuro, lo deseo, necesito recuperarme en ese sentido.

      Muchas gracias por pararte a comentar, es muy agradable y me anima mucho 🙂

      Reply
  4. eleycia Oct 28, 2012 at 9:54 am

    Yo estoy en el mismo punto de buscar información, en el mismo de renegar de lo hospitalario, en el de buscarme las vueltas para un parto en el hogar… Hablar de ello ayuda… a veces y en función de quién sea tu interlocutor por eso me parecen esenciales los grupos de apoyo. Cada vez más mujeres somos conscientes de que la violencia obstétrica es violencia y tiene repercusiones imborrables en la vida. Si nos atrevemos a afrontarlas podremos crecer y evolucionar a partir de estas repercusiones. Si continuamos dormidas jamás habremos aprendido nada a pesar del dolor. Te animo y te apoyo en la búsqueda, que es la mía también.
    Un abrazo de corazón.

    http://cuandollegolucas.blogspot.com.es/

    Reply
  5. Elena Mejías Sánchez Oct 29, 2012 at 2:44 pm

    Tienes toda la razón, yo creo que es hora de volver a lo natural, de portear, amamantar y parir en casa, así ha sido hasta ahora y debería ser así por los bebès y por nosotras.

    Menos mal que cada vez somos màs las que creemos en esto, y, como tú dices, si nos atrevemos podemos cambiar las cosas.

    Me quedo por tu blog 🙂 besos !!

    Reply
  6. Nuria Oct 29, 2012 at 4:12 pm

    Hola cielito se me ha erizado el vello al leerte, decirte que yo también tuve cesárea pero en la semana 38 super mega programada porque la pequedifícil venía de nalgas y no veas la de ejercicios que hice para que se volviera y estaba hasta en natación, pero nada cesárea, todo lo visto en el curso de preparto para nada. El papá tampoco pudo estar pero por lo menos me acercaron a la peque una vez que le hicieron apgar para darle su primer beso y la dejaron en una cunita con calor al lado mía durante los 40 minutos que estuvieron cerrandome. Yo lo pasé mal en el postparto y la lactancia fatal pq la peque era muy muy pequeña y no tenía fuerzas y llevas razón en el hospital no te asesoran nada. Sólo puedo decirte que cuando pienses en ello y te sientas mal mires a tu peque y pienses que todo merece la pena por verle su sonrisa 🙂
    Un besote cariño

    Reply
  7. Mamá Burbujita Oct 29, 2012 at 8:27 pm

    Hola guapa! Pone los pelos de punta. No quiero imaginar la herida que puedes tener… Y no física precisamente. Yo también pienso que debemos volver a lo natural, a lo que nos ha mantenido en este mundo durante millones de años.

    Paso por aquí también para decirte que te he dejado un premio en mi blog. Te espero por allí para que pases a recogerlo cuando quieras. Un abrazo!

    http://www.soyburbujita.blogspot.com.es/2012/10/5-premios-y-mucha-ilusion.html

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Nov 17, 2012 at 12:00 pm

      Si queremos volver a parir con respeto y ser las protagonistas de nuestros propios partos, tendremos que volver a parir en casa como se hacía antes… Es una pena que los médicos sólo piensen en su propia comodidad, pero bueno, parece que poco a poco la cosa va cambiando y cada vez hay más hospitales que permiten crear un plan de parto y son amigos de lo natural y el contacto piel con piel.

      Muchas gracias por el premio guapa, me ha hecho mucha ilusión 🙂

      Reply
  8. Ana Oct 30, 2012 at 5:45 pm

    Madre mia, como me ha emocionado esta entrada, a nosotros también nos separaron, sufrí una innecesarea, y al igual que tu tengo una herida que no se cierra 20 meses después, siento que nos robaron algo…..

    Un besote enorme!!!!!!

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Nov 17, 2012 at 11:57 am

      ¡¡ Y qué lo digas !! ¿Porque fue tu innecesárea? Es increible que hoy en día tengamos que volver a parir en casa si queremos un parto respetado, los médicos se han empeñado en hacernos parecer enfermas e incapaces de parir, sólos buscan su comodidad y terminar cuanto antes… Queda mucho pero que mucho por hacer.

      Besos guapa !!

      Reply
  9. Mon_conpequesenzgz Nov 21, 2012 at 11:31 am

    Yo tuve una cesarea, creo que necesaria. Para mi fue un disgusto enorme pues me había preparado para un parto lo más natural posible y no quería ni epidural. Yo di a luz en la maternidad de zaragoza, aunque durante el embarazo estuve visitando a mi gine de consulta privada. Me consuela que cuando a mi gine le conté cómo había ido todo me dijo que la actuación fue correcta y que ella hubiera hecho lo mismo, además de que se lo esperaba por cómo estaba yo en los últimos días de embarazo.
    Yo me comí todo, las contracciones dolorosas y muy seguidas, eché el tapón, se me rompió la bolsa… y después de casi un día desde que empecé no dilaté nada. cero. cuando empezó a haber sufrimiento fetal me propusieron la cesarea y me dejaron media hora para pensarlo, la otra opción era oxitocina, pero tal y como me veían no auguraban que no acabará en cesarea igualmente y el bebé estba empezando a pasarlo mal, además de que la rotura de bolsa podia provocar infección. estaba de casi 42 semanas.
    a mi también me separaron. no le dieron bibe, al menos dije que no y dijeron que no lo habian hecho. el papá sí estuvo con él mientras yo estaba en despertares. unas dos horas. En mi caso sí tuve mucho asesoramiento de lactancia en el hospital, y todo fue rodado. de hecho, con 16 meses, seguimos.
    Despues del disgusto del momento creo que sí lo he asumido, aunque espero que el siguiente pueda ser parto natural.

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Ene 8, 2013 at 2:02 pm

      Me ha emocionado tu historia, es obvio que hay casos en los que las cesáres son necesarias y salvan vidas, y eso es un hecho.

      Esperemos que ambas tengamos un segundo parto natural 🙂 que nos lo merecemos !!

      Te invito a pasarte por el proyecto Queremos Partos Respetados y contarnos tu historia 🙂

      Besotes y enhorabuena por esa lactancia exitosa !!

      Reply
  10. Mamafeliz Nov 27, 2012 at 11:42 pm

    Siento que fuera así, tengo amigas que se les ha quitado las ganas de ir a por más por la terrible experiencia que vivieron, gracias a Dios no fue mi caso. También se de otras que lo tuvieron por cesárea y no les fue tan mal; supongo que es un cúmulo de circunstancias, pero SOBRE TODO creo que lo más doloroso debe ser tener a tu hij@ y que te lo arrebaten.

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Ene 8, 2013 at 1:57 pm

      Si, es cierto que lo peor de todo, fue que nos separaran sin ninguna razón, no entienden el enorme beneficio piel con piel desd el principio, ni tienen ninguna empatía… en fin, menos mal que hay casos buenos que nos dicen que no todos los partos son iguales 🙂

      Gracias por pasarte por aquí, un placer 🙂

      Reply
  11. adormir Ene 6, 2013 at 4:19 pm

    Acabo de conocer tu blog, como ya he comentado y esta entrada me ha impactado muchissimoo… Yo tube un parto natural por seguridad social y fue de lo más bonito lo más increible y no entiendo como ahora cada vez vemos más cesareas posiblemente sin necesidad real… Como les quitamos tal derecho y tal alegria y felicidad a las madres. Me parece horrible diós mío… Siento muchismo como te sientes y ojalá podamos hacer algo en contra de esto con nuestra presión para que menos madres pasen por ello… Y ojalá que si algún día te animas tengas un parto super natural y respetuoso tal y como anelas.

    Un abrazo fuerte de otra mamá.

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Ene 8, 2013 at 1:53 pm

      Estoy completamente de acuerdo, y me da muchísima envidia cuando leo mamis que realmente han tenid partos naturales y respetados, eso sí, también me sirve de alivio y consuelo saber que hay hospitales en los que sí se respeta a la mamá en su propio parto.

      Yo también espero que si tengo otro parto (esa es la idea, más adelante :)) pueda ser respetado y natural 🙂

      Mientras tanto, aquí seguiremos dando voz a todas las que como yo hemos pasado una mala experiencia, a aquellas que como tú dicen que no siempre es así para intentar cambiar las cosas, si quieres, puedes contarnos tu caso en el proyecto Queremos Partos Respetados, será muy bienvenido 🙂

      Reply
    2. adormir Ene 17, 2013 at 7:22 pm

      Aportaré mi experiencia en el apartado. Espero que sirva de apoyo el proyecto. Ojalá lleguemos un dia a evitar tantas innecesareas!!!..

      Muchos besos

      Reply
    3. Elena Mejías Sánchez Ene 19, 2013 at 4:27 pm

      Espero impaciente tu historia 🙂 y sí, ojalá las cosas empiecen a cambiar pronto 🙂 Besotes

      Reply
  12. Anaram Feb 4, 2013 at 3:23 pm

    Yo he tenido 2 cesáreas. La primera por sufrimiento fetal, mi hija estaba apenas sin pulso y yo con la tensión por las nubes. Me sentí tan culpable, lo pasé tan mal después, me perdí tantas semanas de mi niña por no poder quitarme el trauma de encima, no dejaba de sentir las prisas, el miedo del médico, los gritos de “corre al quirófano”… La segunda cesárea la decidí yo, no quería que se volviera a complicar todo. Y ojalá hubiese habido la posibilidad de practicarme la cesárea programada la primera vez.
    Entiendo vuestros razonamientos con respecto al parto natural, pero las defensoras del mismo, a veces sentenciáis de forma que hacéis sentir una inútil a quien no ha parido. Y eso justo en la revolución de hormonas y tras un mal trago en el hospital es muy peligroso. Porque yo echo la culpa de mi depresión posparto no sólo a la situación, sino a todas aquellas que no dejaban de repetir lo de “si no te hubiesen hecho la cesárea..”. Defended el parto natural, sí, pero entended que cuando se dice esa frase de “el parto es nuestro” es para todas, las que deciden parir por sí mismas, en casa, en hospital, con, sin anestesia y las que decidimos que un profesional nos practique una cesárea. Porque madre no es la que pare, es la que está después del parto y siempre.
    Saludos.
    Ana Ramírez.

    Reply

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.