Ocupen sus asientos, empieza la aventura

Mamà 100%, amante sin prisa, revolucionaria pacifista, animalista convencida. Esa es mi carta de presentación en el Twitter y ahora la traspaso aquí, me gusta y me describe muy bien. A modo de prólogo esas 9 palabras están geniales, pero hay más.

Soy una reciente mami de 25 años, mi cachorro de casi 10 meses, se instaló en mis entrañas por las navidades del 2010, sin avisar, sin esperarle ni llamarle; y allá por Enero de 2011 un test positivo me llenó de dudas y miedos pero a la vez de alegría y ganas de zambullirme de lleno en una etapa nueva en mi vida, una nueva etapa que no preveía pero que quizá por eso, se convirtió en maravillosa.

Papà y Mamà se conocía de no hacía mucho, y ahora juntos vamos complementándonos, creciendo juntos como pareja, casada sin papeles, pero casada, porque eso no lo da ni un cura ni un funcionario del registro, lo da la convivencia, el respeto mutuo, las ganas de caminar juntos y el dormir compartiendo las mismas sábanas. Ver crecer al peque y criarlo es nuestra mayor aventura juntos y, la verdad, se nos da muy bien.

Ramiro, fue nacido por cesárea a las 41.5 semanas el 14 de Septiembre de 2011, cesárea programada por…. la verdad es que no se muy bien por qué, sólo se que hubo una radiografía de mis caderas cuando estaba de 41 semanas y unas medidas de más de 4 kilos para Rami que al final resultaron ser 3650 gr con 52.5 centímetros de largo, y un informe que pone cesárea por DCP… ¿Fue una innecesarea? No lo sé, pero a día de hoy me hubiera gustado tener un parto natural, respetado y humanizado porque lo que yo tuve fue de todo menos natural, respetado y humanizado.

El día 14 de Septiembre de 2011 yo y mi panza entramos al hospital a modo de – Hola buenas, una cesárea por aquí, las pruebas pertinentes y a quirófano: tres pinchazos para la anestesia, tras el último, comienzo a encontrarme mal, no puedo respirar, vomito y se lo comunico al anestesista que, distraído, me dice:

– Que no mujer, que no pasa nada,

Le insisto y mira el monitor, la tensión ha bajado, y mucho, me inyectan algo nuevo, me siento mejor… Bueno, más drogada.

La matrona empuja a mi hijo que estaba muy alto, obviamente, la naturaleza no contaba con ese día para hacer nacer al peque, la matrona comenta divertida:

– para que luego digáis los ginecólogos que las matronas no hacemos nada

y continúa empujando para abajo, yo estoy asustada, nadie me explica nada, a los pocos segundos, una enfermera comenta

– es un niño precioso, la miro asustada

– ¿no llora? pregunto

– no, aún no ha nacido contesta

y mi incertidumbre aumenta por momentos, nace, se lo llevan y después de unos minutos que se hicieron muy muy largos, me lo enseñan un segundo, que se hizo muy muy corto y me dijeron:

– dale un beso que me lo llevo…

Antes de terminar de coserme la enfermera comenta de nuevo:

– No ha venido la matrona a decir cuánto ha pesado, que raro

No sé cual es el proceso mental por el cual la enfermera cree que ese comentario es apropiado o consolador; han terminado de graparme cual folios, y me llevan otra vez fuera, hemos terminado, oigo al ginecólogo comentarle divertido a la matrona antes de cambiarme a la camilla:

– mira cuanta sangre, parezco un carnicero

genial, esta gente tiene un máster en el trato con el paciente.. para acojonarlo.

Llego a reanimación, pregunto por mi hijo, nadie sabe nada… voy a estar más de una hora allí y nadie tiene intención de informarme.

Un rato después hace aparición mi ángel de la guarda transformada en una amiga de la familia trabajadora del hospital que ha entrado a verme, le digo que vaya a ver al nene y me informe, eso hace, vuelve y me dice que el peque està perfecto y que tiene muy buen color… Respiro por fin, gracias a ella.

Cuando puedo mover las piernas y comienzo a sentir dolor es el momento de pasarme a planta, dos enfermeras me trasladan, no sin antes preguntar, sin éxito, por los familiares de Elena Mejías… donde estarán estos cabrones…

Subo a planta, estoy sola… hasta que por fin aparece Alberto, mi chico, no le dejan entrar en la habitación porque están fregando pero le pregunto que tal el niño, me hace una señal de ok, y añade:- estábamos todos viéndole, por eso no nos hemos enterado de que salías, buena excusa, lo reconozco.

Por fin aparece el resto de mi familia, y al poco rato aparece una enfermera por el pasillo gritando el nombre y apellidos de mi hijo, parece vendedora de melones, grito, – aquí ! Por fin viene mi hijo, mi parto artificial ha terminado.

Después me enteré que mi hijo había estado esas dos horas en una cunita con focos, solo, y que le habían dado un biberón… NO ENTIENDO porque eso es mejor que haberle acurrucado en mi regazo y amorrarle a mi teta…

Tres días después salíamos del hospital, Cachorro, Mamà y Papà somos felices, empieza la aventura.

(Visited 39 times, 1 visits today)

21 Comments

  1. Zulema Acosta Jul 8, 2012 at 4:04 pm

    Hola Elena, bienvenida a la blogosfera!! será un placer compartir contigo.

    El tema de las cesáreas da para mucho en cuanto a información y trato se refiere. Yo pasé por algo así también y no se pasa nada bien, pero bueno, loq ue importa es que todo eso ya quedó atrás y ahora toca vivir las alegrías que nos dan estos enanos.

    Un besote, un placer conocerte.

    Reply
  2. Silvia Jul 8, 2012 at 4:11 pm

    Bienvenida!! me encanta ver nacimientos de blogs 🙂
    Qué raba me da que te hicieran pasar por una experiencia tan dura, que no respetaran un momento tan importante, secuiremos luchando para que menos mujeres y menos bebés tengan que pasarepor experiencias así. Un abrazo y te seguiré leyendo 🙂

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Jul 15, 2012 at 3:42 pm

      Hola !! Pues sí, hay que seguir luchando por la humanización de los partos porque queda mucho por hacer, muchas gracias por la bienvenida, nos leemos 🙂

      Reply
  3. Ira Jul 8, 2012 at 6:05 pm

    Felicidades y mucha suerte en esta nueva aventura, estoy convencida de que será una experiencia genial. Me ha gustado tu entrada, tu descripción de ti misma y me ha dolido tu innecesárea… Un abrazo y te sigo leyendo!

    Reply
  4. lareinabruja Jul 10, 2012 at 2:00 pm

    Bienvenida a la blogosfera!!! Me encanta ver cómo poco a poco vamos creciendo en este mundillo al que yo también aterricé no hace mucho.

    Cesáreas inhumanas……. he tenido dos a cual peor. Pero bueno, lo pasado, pasado está.

    Te seguiré leyendo. Besos!!!

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Jul 15, 2012 at 3:46 pm

      Hola !! Un placer haberte conocido por la blogsfera, te admiro con tres nenas y aún con tiempo para màs 🙂

      Reply
  5. Judith Rangel Jul 10, 2012 at 7:09 pm

    Hola Elena. También te seguiré. Me agradó mucho tu forma de expresar tu experiencia como mujer y mamá.
    Nos estaremos leyendo! un beso!

    Reply
  6. paolitas Jul 13, 2012 at 10:01 pm

    Wapa, q forma más bonita de relatar tu historia, aunq no fué una experiencia muy agradable,lo importante es que ahora tienes a tu “cachorro” como le dices tu , precioso, grande y sano…y como dices lo mejor del mundo entrar en esta maravillosa experiencia de ser mamás…
    te estaré leyendo… 1 beso

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Jul 15, 2012 at 3:51 pm

      La verdad es que luego cuando pasa todo te sientes mucho mejor, y lo importante es que todo salga bien, un beso, nos leemos 🙂

      Reply
  7. Con los niños en la mochila Jul 15, 2012 at 1:24 pm

    Hola Elena:

    Como tú soy una felizmente casada sin papeles desde hace 8 años, desde que nuestro hijo Marco nació. De echo empezamos a vivir en nuestra casa el 1 de junio de 2004 y el 17 del mismo mes nació. Él llego a nuestras vidas sin que lo hubiéramos planeado y ha sido una de las mejores cosas que nos ha ocurrido en nuestras vidas. La otra se llama Carla y llegó cinco años después. Y ahora mismo esperamos a nuestro tercer hijo sin estar legalmente “casados”. Igual algún día lo hacemos, no lo sé, pero a día de hoy somos felices así.

    Lamento mucho lo que te ocurrió en tu parto. Es una pena que los profesionales tengan esa falta de tacto y ese trato.

    Con tu permiso seguiré pasándome por tu casa a leerte.

    Un abrazo. 🙂

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Jul 15, 2012 at 3:38 pm

      Otra casada sin papeles, jejejeje què bien !! Me alegra tenerte por mi casa, tienes las puertas abiertas 🙂 un beso !!

      Reply
  8. Rodry Jul 30, 2012 at 3:03 am

    Hola Elena, gusto en conocerte por esta vía.
    También recientemente abrí mi blog y expongo también mis experiencias como mamá, espero puedas verlo en lo adelante.
    Lamento muchísimo por todo ese dolor que pasaste en el día más importante de tu vida y la de tu hijo.
    Yo afortunadamente, tuve un parto natural, estaban en la sala de parto mi esposo,mi mamá,mi papá y mi suegra…en otro país, pero estaban allí conmigo y entre los 5 tuvimos a nuestro hijo. Y ese momento nos unió tanto mis padres con mi hijo, mi esposo y yo con mi bebé y mi suegra que es una gran amiga. El parto fue un momento familiar único.
    Espero seguir leyendote

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Ago 9, 2012 at 12:31 am

      ¡¡ Què envidia de parto !! Suena tan acojedor… Me das verdadera envidia 🙂

      Reply
  9. eleycia Jul 30, 2012 at 11:13 am

    Hola Elena
    Cuantas coincidencias contigo… Te invito a conocerlas en mi blog http://cuandollegolucas.blogspot.com.es/
    Llegué hasta aquí a través de tu publicación en el grupo de lactancia. Te felicito por crear este espacio donde dar rienda suelta a tu maternidad, nos roban los partos, los primeros momentos con nuestros cachorros, pero jamás nos robarán todo lo demás.Te sigo, te leo. Un abrazo.

    Reply
  10. Bergeronnette Sep 9, 2012 at 10:46 am

    Jo, no había leído este comienzo, -que raro en mí, que cotilleo hasta las entrañas :P-
    Los comentarios de algunas personas están de más, y sobre todo en esos momentos que esperas que todo salga bien, y que estás más sensible de lo habitual. No entiendo la falta de tacto de los “profesionales”. Y si le juntas el acojone que supone estar ahí, y que con la anestesia no te enteras de gran cosa, pues…
    A mi chica pequeña la trajeron al día siguiente, más de 12 horas después de nacer. Pero sí la había puesto al pecho al nacer. Y la mayor tardó un poco más en venir conmigo, porque la tuvieron toda la noche en el mido, controlandola, y a mí en una habitación vigilandome porque me había dado fiebre.
    Pero Ramiro es un muchachito con mucha suerte, se ve, por como escribes que es un cielo de bebé 😉

    Reply
    1. Elena Mejías Sánchez Sep 16, 2012 at 11:31 am

      La verdad es que queda muchísimo camino por hacer con el tema del parto respetado… Pero la verdad es que una vez que los tienes en casita y todo ha salido bien se te olvida casi todo. Muchas gracias por el comentario, eres un sol 🙂 !!

      Reply
  11. Sheyla Gomez Jul 10, 2014 at 9:51 am

    Madre mia Elena no sabia que habias pasado por este horror de parto con esa atencion tan….de los medicos. Un dia tenemos que hablar de ello. Ya te contare porque. Lo importante es que al final estais bien y disfrutas al maximo de tu niño. Un besito y ya sabes que me tienes para lo que necesites 😉

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.