Alike, el corto que nos hace reflexionar sobre la magia de ser niño y cómo los adultos lo hemos olvidado.

Alike

Alike es un corto que te hará reflexionar, y mucho. Desde que lo vi, resuena muchas veces en mi cabeza en mi día a día. En nuestra rutina diaria, vimos en una vorágine de prisas donde muchas veces, arrastramos a nuestros hijos en ella.

Corremos al colegio, a las actividades extra-escolares, a la compra… y nos olvidamos muchas veces, de lo realmente importante, vivir.

Me fascina cómo ven el mundo los niños. Cómo se emocionan con los detalles más insignificativos para nosotros, cómo son capaces de apreciar la belleza de los detalles más pequeños. Alike plasma esta realidad con un corto precioso y cargado de reflexión.

Es al final, una llamada de atención sobre cómo, sin querer, muchas veces no prestamos suficiente atención a lo que realmente significa ser niño.

Alike, es al final, una llamada de atención sobre cómo no prestamos suficiente atención a lo que realmente significa ser niño.

Alike short film from Pepe School Land on Vimeo.

Un corto que remueve conciencias llamado Alike

Alike es un corto de animación del año 2015 de los directores y guionistas Rafael Cano Méndez y Daniel Martínez Lara. Precisamente en el mismo año de su estreno, ganó el Premio Goya al mejor cortometraje de animación.

La ciudad de Alike es gris, disciplinada, rutinaria y monótona. En ella, apenas tiene cabida la alegría de uno de los protagonistas, tampoco su imaginación ni su ilusión.

Todo está alienado en esta ciudad. Lo único que al padre de nuestro protagonista le ayuda a sobrellevar este tedio, es el espíritu alegre que su hijo le transmite día a día. Pero se olvida de un importantísimo detalle, para que perrmezca ese espíritu alegre, innato de los niños, hay que alimentarlo.

Cuando el pequeño está a punto de volverse gris del todo y perder su alegría, imaginación y creatividad, su padre se da cuenta a tiempo y cambia para que esto no ocurra. Para que su hijo mantenga ese espíritu que los niños nunca deberían perder.

En sus escasos 8 minutos, este corto nos da un toque de atención sobre una realidad: alimentemos la innata alegría, imaginación y creatividad de los niños en lugar de pretender convertirlos en adultos.

Los niños, nuestros grandes maestros

Al igual que cuando hice el post sobre los experimentos sociales con niños, de nuevo, me he sentido conmovida. Los niños tienen una maravillosa visión pura y alegre de ver la vida, de pararse a reflexionar, de enseñarnos a los adultos que lo más importante se nos olvida. Deberíamos pararnos a escucharlos mucho más a menudo.

Pero para mí, sin duda, la reflexión más importante que nos deja Alike es la forma en la que los adultos alimentamos o mermamos la actitud de nuestros hijos. Cómo somos directamente responsables de su felicidad y su forma de ver la vida.

Los niños tienen muy poco tiempo para serlo, la infancia pasa en un suspiro. Alimentemos la magia que supone  ser pequeño y ver la vida desde el prisma de un niño, que para ser adultos hay mucho tiempo.

Cómo podemos alimentar la imaginación y creatividad de los niños

Os doy cinco ideas sobre cómo podemos alimentar la imaginación y creatividad de los niños en nuestro día a día

Leer

Los libros dan alas para volar a mundos imaginarios y para vivir aventuras increíbles. Es fundamental leer a nuestros hijos y aportarles materiales para que ellos mismos lo hagan siempre que les apetezca.

Las manualidades

Otra fuente inagotable de creatividad, son las manualidades. Con ellas, los niños pueden crear ellos mismos todo lo que su imaginación les proporcione.

Jugar

Hay una cita del filósofo y poeta Schiller que me encanta. Dice “un niño que no juega, será un adulto que no piensa”. Jugar es un derecho y un privilegio a la vez, otra forma magnífica para imaginar y disfrutar.

Naturaleza, aire libre y compañeros de juegos

Ya os he contado muchas veces que en casa somos apasionados de salir a la naturaleza. Además, el ratito de parque entra en nuestras actividades diarias inamovibles. Los niños son felices al aire libre, experimentando y compartiendo aventuras con sus amigos. ¿O no recordáis con muchísimo cariño vuestra infancia jugando en la calle, con los amigos?

Tiempo con mamá y papá

Alimentar esa creatividad y pasión innata de los niños, es mucho mejor si lo hacen con mamá y papá. Entrar en su juego y acompañarles deberían ser nuestro compromiso diario.

Quizás también te interese

Sin comentarios

Deja un comentario