Tu leche es agua: ¡desmontamos este mito absurdo!

tu leche es agua

Tu leche es agua ¿en serio?

Si pudiéramos hacer una recopilación de las frases más repetidas en torno a la lactancia materna que no sólo carecen de todo fundamento, si no que sirven para llevar lactancias a un fracaso totalmente innecesario, una de las más repetidas, sin duda, sería la de tu leche es agua.

El problema de esta afirmación no es sólo cuando proviene de vecinas, cuñadas y suegras; si no cuando dicha afirmación es formulada por profesionales de la salud que rodean a la madre y al hijo. En concreto, pediatras y enfermeras, entre otros.

[pullquote]El problema de esta afirmación es cuando se formula por profesionales de la salud[/pullquote]

Los mayoría de los pediatras no son expertos en lactancia

Sabemos que los pediatras no son expertos en lactancia, de hecho, a no ser que ellos hayan decidido estudiar sobre lactancia materna de manera extraordinaria a su formación académica, la formación en torno a la lactancia que reciben en su carrera es muy limitada o nula. Y no lo digo sólo yo, recomiendo adentrarse en Google y buscar sobre el tema, encontraréis post tan buenos como el de Pilar autora de Maternidad Continuum, entre otros muchos.

Precisamente, por la incapacidad de muchos sanitarios de aplicarse una formación extensa y real sobre lactancia materna, nació la figura de asesora de lactancia, en la que yo estoy inmersa desde hace tiempo y que está al alcance de cualquiera que desee entender el verdadero funcionamiento de la lactancia materna ayudando así a desterrar viejos mitos. Como el de tu leche es agua, pero también muchos otros como tu leche no es suficiente, el niño se queda con hambre, o la famosísima ayudita del biberón que con tantas lactancias ha terminado.

Los expertos se reafirman: tu leche no es agua, es suficiente y es lo mejor para tu bebé

“Tu leche es agua”; en torno a esta absurda e infundada (repito) afirmación, la OMS emite la siguiente información: La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé, se recomienda amamantar de forma exclusiva hasta los 6 meses de edad del recién nacido y junto con otros alimentos hasta los 2 años, de ahí en adelante, todo lo que la madre y el niño deseen, sin límite máximo de tiempo.

[pullquote]La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé (OMS)[/pullquote]

Carlos González, reputado y experto pediatra habla de forma habitual en sus charlas y libros sobre este tema. Recomiendo su libro “Un regalo para toda la vida” donde se puede ver al detalle el funcionamiento del pecho.

En su libro explica: “la composición de la leche va cambiando a lo largo de la toma […] no te preocupes por la calidad de la leche: siempre es adecuada.

[pullquote]No te preocupes por la calidad de la leche: siempre es adecuada (Carlos González)[/pullquote]

Está demostrado científicamente que no hay ninguna madre que produzca leche de mala calidad.

Incluso en países en vías de desarrollo donde muchas veces las madres soportan circunstancias de extrema desnutrición, éstas producen leche óptima. Quizás por eso, es el alimento que nos ha llevado desde el principio de la humanidad hasta nuestros días.

Entonces ¿por qué tanto mito?

Por lo tanto ¿de dónde provienen todos estos mitos que sólo sirven para acrecentar dudas a las madres? probablemente de aquellos que hacen caja a base de dicha desconfianza (léase el cuento que escribí en su momento “Un cuento de gigantes avaros y niños con dolor de tripa”) y, en menor medida pero no menos importante, de los profesionales de la salud y la sociedad en general que se empeña en seguir afirmando teorías únicamente por el hecho de haberlas oído a otros y no se sientan a reciclarse e informarse sobre la veracidad y avances en torno a la lactancia materna.

No existe leche de mala calidad ya que su composición está determinada fisiológicamente, independiente de su color o textura. (Sandra Iriarte, matrona y docente de la escuela de Obstetricia y Puericultura de la Universidad Mayor).

Recomiendo, por último, visitar la siguiente presentación sobre Mitos y realidades de la lactancia materna realizado por UNICEF.

Si aún a mis lectores le quedan dudas, siempre pueden contactar con cualquier asociación de La liga de la leche. Allí estarán encantados de desmentir, de nuevo, éste y otros mitos en torno a la lactancia materna.

 

Quizás también te interese

2 Comentarios

  • Reply
    Ana García
    Ene 5, 2015 at 8:37 am

    Me viene genial haber leído este artículo porque hace pocos días una pediatra me recomendó quitarle el pecho a mi hija de 23 meses, porque según ella no le aporta ya nada y sólo iba a conseguir empeorar la diarrea que tenía desde tres semanas, que ra el motivo de la consulta.
    Según ella, la diarrea no le desaparecía a mi hija porque yo la empeoraba con la lactosa de mi leche. Por supuesto no le hice caso, porque creo firmemente que con los anticuerpos de mi leche la estaba ayudando a no empeorar la diarrea y que si mi hija se hubiera vuelto intolerante a la lactosa sería muy extraño, aunque no imposible.

  • Reply
    Flordeliss
    Nov 14, 2016 at 7:24 am

    Muy buen post ?

  • Deja un comentario